Público
Público

Chad no cree necesario un alto el fuego porque considera derrotada la rebelión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro de Chad, Nourredine Delwa Kassiré Coumakoye, aseguró hoy que el alto el fuego declarado por los rebeldes no es necesario porque su movimiento ha sido derrotado.

"¿Para qué un alto el fuego? Los rebeldes ya no existen. ¿Con quién firmamos un alto el fuego? Los hemos derrotado", aseguró el jefe del Gobierno en el canal francés "France 24".

Kassiré Coumakoye afirmó que la situación está bajo control, tras varios días de combate en la capital, Yamena, y señaló que los rebeldes han sido "diezmados" y repelidos a medio centenar de kilómetros de la ciudad, donde siguen siendo atacados por la aviación chadiana.

Los rebeldes afirmaron horas antes que aceptaban el principio de un alto el fuego por el bien de la población del país, a petición de los jefes de Estado de Libia y Burkina Faso.

De visita en París, el ministro de Exteriores de Chad, Ahmad Allam-Mi, también rechazó el principio de un alto el fuego con los rebeldes a los que consideró "el instrumento de una agresión sudanesa" contra su país, a la vez que les exhortó a "dejar las armas envenenadas por los sudaneses".

"Unos cuantos chadianos se han dejado manipular por Sudán, son carne de cañón de una agresión sudanesa contra nuestro país que persigue crear una cortina de humo para ocultar a la comunidad internacional el genocidio de Darfur", aseguró ante la prensa Allam-Mi, tras reunirse con su homólogo francés, Bernard Kouchner.

El jefe de la diplomacia chadiana señaló que el alto el fuego con las facciones "político-militares" del país ya se firmó en agosto pasado y consideró que la actual ofensiva responde a un "ataque exterior".

"Afrontamos una agresión sudanesa. Estamos de acuerdo en que hay que normalizar nuestras relaciones con Sudán, nunca nos hemos opuesto, pero ellos tienen un doble lenguaje. Hemos firmado muchos acuerdos pero no los respetan", indicó.

El ministro chadiano se mostró satisfecho con la ayuda recibida de Francia, pero también con la "unánime dinámica internacional" creada en apoyo al "Gobierno legítimo" de su país para "afrontar la agresión de Sudán", en una velada referencia a la declaración del Consejo de Seguridad de la ONU que pide ayudar al presidente, Idriss Deby.

En cuanto a la mediación propuesta en la cumbre de la Unión Africana (UA), el ministro aseguró estar de acuerdo con la iniciativa, aunque se mostró escéptico sobre sus resultados.

"Podemos preguntarnos entre quiénes hay que mediar, entre Chad y Sudán, entre el Gobierno y el grupo instrumentalizado", dijo.

Kouchner, por su parte, confirmó que la rebelión que atacó Yamena en los últimos días procedía de Sudán, aunque dijo desconocer el grado en que Jartum armó a los sublevados.

El ministro francés confirmó que Francia aplicó "escrupulosamente los acuerdos militares técnicos" con Yamena y que "no irá más allá".

"No vamos a hacer la guerra a los rebeldes, sobre todo ahora que la paz está a la orden del día", afirmó Kouchner, quien dijo contar con el respaldo internacional a la acción de Francia para rescatar a los extranjeros que vivían en el país y proteger el aeropuerto.

Un jefe rebelde aseguró hoy en una radio francesa que aviones galos bombardearon en los últimos días sus posiciones.

Al igual que habían hecho las autoridades francesas, Allam-Mi negó este extremo y señaló que las tropas chadianas no precisaron de las francesas para rechazar la agresión.