Público
Público

Charlie Sheen vuelve a la televisión

Regresa con Anger Management, una serie basada en la película Ejecutivo Agresivo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por fin volveremos a tener a Charlie Sheen en la pequeña pantalla. Después de su fulminante despido de Dos hombres y medio el polémico actor estadounidense ha anunciado su vuelta a la televisión. Sheen reaparece con una serie semanal de, al menos, diez capítulos que se estrenará el próximo verano.

Anger Management. Así se llamará el nuevo proyecto del hijo de Martin Sheen. Aunque no es una idea propia -de hecho se basa en la famosa película protagonizada en 2003 por Jack Nicholson y Adam Sandler, Ejecutivo Agresivo- su adaptación sí corre a cargo de Charlie Sheen.

La serie retrata a un terapeuta que en vez de resolver los problemas de sus pacientes, les creará aún más. De la mano de la cadena FX, el antiguo protagonista de Dos hombres y medio dará vida a este profesional que genera el caos entre quienes se supone debería curar.

Es sin duda un papel a la medida de Sheen que tendrá una nueva oportunidad de sacar a relucir esa vena irónica y burlona que utilizó para interpretar al malogrado Charlie Harper. 'Pensamos que Bruce Helford, Joe Roth (creadores de la serie) y Charlie Sheen, han desarrollado un vehículo maravilloso e hilarante para el talento del propio Sheen', ha confesado John Landgarf, presidente de la cadena FX.

El proyecto ni es nuevo ni ha salido a flote fácilmente. Ni siquiera con el aval que supone tener una estrella del calibre de Sheen -que llegó a ser el mejor pagado de la historia de la televisión- convencía a ningún ejecutivo. La serie lleva más de un año pasando por los despachos de la mayoría de directivos de las cadenas de televisión de Estados Unidos.

El impulso definitivo que hizo que FX quisiera embarcarse en el proyecto fue la firma el mes pasado de Bruce Helford quien escribirá y producirá la serie. Helford viene respaldado por exitazos como Roseanne, la famosísima serie protagonizada por Roseanne Barr.

Para Charlie Sheen representa una nueva oportunidad de redención catódica después de su salida de Dos Hombres y medio. Desde entonces Sheen había girado por los escenarios de Estados Unidos con un show de creación propia y en un único programa en el que otros personajes famosos se mofaban de él, Roast Charlie Sheen.