Público
Público

Chavela Vargas derrocha vitalidad en un concierto con la Negra Chagra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La cantante Chavela Vargas derrochó vitalidad en un concierto en México con la argentina la Negra Chagra en el que olvidó por más de hora y media los achaques de sus 91 años de edad y entonó nueve canciones como en sus días de gloria.

Aunque no se levantó jamás de un sillón rojo en que apareció vestida con un poncho de varios colores, Chavela se mantuvo atenta mientras la Negra le dedicaba la mayoría de 11 números que cantó en compañía del percusionista Juan Martín Medina y el guitarrista Leones Iglesias.

Cuando estaba a punto de cumplirse la primera hora en un teatro en el centro de la Ciudad de México, la Vargas, que había permanecido en silencio, pareció despertar de un profundo sueño y con gran energía estremeció a los asistentes con "Cuando te hablen de amor", la joya del compositor José Alfredo Jiménez.

Como hizo a lo largo de su carrera, cuando tomaba tequila y se tuteaba con la gente, cantó "La canción de las simples cosas" y a continuación "A dónde te vas paloma", un trabajo compuesto el año pasado con Mario Ávila, quien se arrodilló al lado de su sillón y completó un trío con la invitada argentina.

Siguió sentada porque a su edad ya no puede caminar, sin embargo con el teatro apagado, su voz, reconocida como una de las más legendarias de México, llenó el recinto a veces como trueno y emocionó a los presentes, casi todos mayores de 50 años.

"Piensa en mi", "Que no somos iguales", el tango "Clavel del aire", entonado con ocho mariachis, y "La noche de Mi amor", pusieron final al concierto, pero la gente pidió más y después de tres minutos, la mexicana de origen costarricense reapareció para, entonces sí, poner punto final a su actuación.

"Luz de luna", interpretada con mucha fuerza, reanudó la intimidad con sus seguidores y luego acabó con "Somos", la canción con la que cerró una velada que de manera casual se extendió por 91 minutos, su misma edad.

La cantante estará mañana en el Zócalo de la Ciudad de México en la presentación de su libro "Las verdades de Chavela", en la cual prometió hacerse fotos con la gente, pero no firmar su obra porque no le gusta mucho hacerlo.

Reconocida como una referencia de la música Latinoamericana, Chavela Vargas tuvo serios problemas de salud hasta hace pocos meses y fue operada del estómago, pero hoy demostró que si bien su cuerpo no responde como cuando cantaba con el español Joaquín Sabina, su espíritu se mantiene intacto y su voz limpia.

"Se me perdió el pañuelo, de aquí no sale nadie si no aparece", se atrevió a bromear con los "fans" hacia el final de la función, para dejar claro que a los 91 años no ha dejado de ser la mexicana irreverente de siempre, con el mismo sentido del humor, pese a los dolores de huesos.