Público
Público

Chaves: "Rajoy pierde todas las elecciones y debe demostrar que es un líder"

El vicepresidente tercero augura meses duros aunque reconoce que la crisis "prácticamente ha tocado fondo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, augura meses duros, sobre todo en caída del empleo y aumento del paro, aunque reconoce que la crisis 'prácticamente ha tocado fondo' y se vislumbran ya algunos indicios de recuperación.

En una entrevista con Efe, Chaves asegura que el Gobierno dará los pasos necesarios para tratar de recuperar el diálogo social, aunque no aceptará una reforma laboral que abarate el despido, y afirma que su partido buscará el mayor apoyo en el Congreso en los grupos vinculados a la izquierda.

Pregunta.- Algunos países como Francia, Alemania o Japón han salido ya de la recesión. ¿Para cuándo España?

Respuesta.- Esos países tienen economías más fuertes, por lo que es lógico que los indicios de recuperación aparezcan antes. En España ya hay indicios visibles, como la caída de la morosidad. Prácticamente hemos tocado fondo, aunque no quiere decir que la crisis esté ya superada definitivamente.

Vamos a tener meses duros, sobre todo en caída de empleo y aumento del paro, especialmente a partir de septiembre.

P.- ¿Cree que en otoño se retomará el diálogo social? ¿Qué va a hacer el Gobierno? ¿Cederá la CEOE?

R.- Hay voluntad política del Gobierno, que dará pasos para tratar de recuperarlo, porque entendemos que empresarios y sindicatos deben participar en el diseño del nuevo modelo de economía sostenible.

Todos tendrán que ceder. En julio, por las razones que fuera, a la CEOE no le interesó el dialogo y rompió. Ahora habrá que recuperarlo y hacer el intento.

P.- ¿Está más cerca el Gobierno de los sindicatos que de los empresarios?

R.- No es que esté más cerca de los sindicatos, sino que el Gobierno tiene que preservar su programa y no puede poner en peligro las fuentes de financiación de la seguridad social, ni aceptar una reforma laboral que, aunque no se quiera decir claramente, persigue abaratar el despido o hacer más fácil la expulsión del mercado de trabajo.

P.- En otoño el Gobierno tendrá que buscar socios para pactar los Presupuestos. ¿Hacia donde mirará?

R.- Los Presupuestos serán austeros, consecuentes con una situación de crisis. Para sacarlos adelante, no excluiremos a nadie de la negociación, ni siquiera al PP, que no los va apoyar y va a votar en contra.

Sin embargo, hay partidas que pueden ser negociadas con este grupo siempre y cuando no rompan los principios que el PSOE y el Gobierno quieren introducir en esos Presupuestos.

También CiU y PNV tendrá algo que decir, así como el resto de partidos. No descartamos contactos con ninguno, pero el mayor apoyo que buscaremos en el Congreso debe provenir de los grupos que están vinculados a la izquierda.

P.- Tras el archivo de la denuncia de Manos Limpias por el 'caso Matsa' está pendiente la querella del PP en el Tribunal Supremo por el mismo asunto ¿Está tranquilo?

R.- Absolutamente. La denuncia responde al intento del PP de ocultar la trama de corrupción que le está manchando. Reitero que mi hija no tuvo nada que ver en el expediente de las ayudas a una empresa que ha invertido más de 200 millones y ha creado más de 500 empleos.

P.- ¿En algún momento se planteó dimitir?

R.- No, nunca.

P.- Como presidente del PSOE, ¿A qué atribuye que su partido no despegue electoralmente en Madrid y en la Comunidad Valenciana?

R.- A una combinación de factores, como el liderazgo, la estrategia política o errores que se han cometido. En Valencia y en Madrid ya hay un liderazgo de los secretarios generales (Jorge Alarte y Tomás Gómez) que se tendrá que ir asentando poco a poco.

Hay que resolver problemas, como en Valencia convencer a los ciudadanos de que las políticas de agua del PSOE son las adecuadas.

P.- ¿Encajaría para la Alcaldía de Madrid una figura carismática como Felipe González?

R.- Eso entra en el terreno de la especulación. Hay que dar una oportunidad a gente joven aunque todavía no sean conocidos. Quedan dos años fundamentales en los que espero que consoliden su liderazgo. Gente nueva que dará la guerra y la batalla política tanto a Esperanza Aguirre como a Alberto Ruiz-Gallardón.

P.- Gente joven como Leire Pajín, a quien el PP quiere examinar para comprobar su 'valencianidad' como futura senadora ¿Qué le parece?

R.- Eso es una venganza que habla muy mal de un partido político. Tratar de impedir que sea senadora, a lo que tiene absolutamente derecho, va en contra de las mínimas reglas del juego democrático.

P.- ¿Volverá a ser José Luis Rodríguez Zapatero candidato a la Presidencia?

R.- Lo tiene que decidir él, pero espero que sí.

P.- ¿Está consolidado el liderazgo de Zapatero en su partido?

R.- Sí, es un liderazgo estable. Lo está haciendo bien, sobre todo en unos momentos de dificultades como los que estamos atravesando a consecuencia de la crisis. De todos los líderes actuales de la UE, ninguno tiene más prestigio, por las cosas innovadoras que ha puesto en marcha, que Rodríguez Zapatero.

P.- ¿Y Rajoy?

R.- Rajoy ha perdido toda las elecciones y todavía tiene que demostrar que es líder.

P.- Sin embargo, en la última encuesta del CIS el PP supera al PSOE en intención de voto

R.- Lo que indica es que en estos momentos estamos en empate técnico y que a pesar de la crisis, el PP y el liderazgo de Rajoy no avanza, ni crea confianza, ni credibilidad ni seguridad en la ciudadanía.

P. ¿Qué dicen sus encuestas internas?

R.- Las nuestras nos dan 2 ó 3 puntos por encima del PP.