Público
Público

Chávez alerta que EEUU "incrementa agresiones" contra Venezuela

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente venezolano, Hugo Chávez, alertó hoy a la comunidad internacional que "se están incrementado las agresiones contra Venezuela" por parte de Estados Unidos y sus aliados en la región, al denunciar que "aviones tripulados" de "tecnología estadounidense" ingresaron a su país desde Colombia.

"Alerto a lo que llaman comunidad internacional que las agresiones contra Venezuela se están incrementado y los preparativos son evidentes", expresó el mandatario.

Agregó que en Colombia "están moviendo unidades en la frontera; están moviendo aviones en Aruba y Curazao, están montando siete bases a lo largo del territorio colombiano".

Durante su programa de radio y televisión "Aló Presidente" agregó que "hace pocos días, a la medianoche, un avión sin tripulantes penetró hasta el Fuerte Mara", una instalación castrense ubicada en el occidental estado de Zulia, fronterizo con Colombia.

Según el jefe de Estado, "los soldados vieron" el aparato, "llamaron al oficial de guardia" pero "se fue, desapareció el avión".

Se trató de "un avión pequeño, de dos o tres metros", de los que se "manejan a control remoto, pero van filmando todo, incluso tiran bombas".

"Esa es la tecnología yanqui", afirmó el presidente, y reveló que ordenó: "¡Avioncito de esos que aparezcan, túmbelo!".

Chávez reiteró que su Gobierno "no tiene ningún plan contra Colombia", pero insistió a su colega colombiano, Álvaro Uribe, que debe actuar con "responsabilidad" y evitar ser utilizado por el imperio estadounidense para "agredir" a Venezuela.

El jueves pasado, durante su visita a Copenhague para participar en la cumbre sobre el cambio climático, Chávez acusó a Holanda de estar colaborando con Estados Unidos en un plan para agredir a Venezuela.

Entonces, el mandatario argumentó que en las islas caribeñas de Aruba y Curazao, pertenecientes a Holanda, "han permitido la instalación de equipos militares estadounidenses en su suelo, poniendo a Venezuela en la mira de los estadounidenses".

Un día después, Holanda calificó de infundadas la denuncia de Chávez y anunció que su ministro de Exteriores, Maxime Verhagen, pediría explicaciones al embajador de Venezuela en Holanda sobre el asunto.

El portavoz neerlandés, Bart Reis, dijo a Efe el viernes que, "como Venezuela sabe", en Aruba y Curazao "Estados Unidos solamente utiliza aeropuertos civiles", en los cuales se usan únicamente "aviones no armados para la lucha contra el narcotráfico".

Chávez volvió a señalar que "el Gobierno de Colombia se ha declarado enemigo de Venezuela", y "casi todos los días declara" contra la llamada revolución bolivariana.

Bogotá "está instalando unidades militares en la frontera, creyendo que con eso nos van a meter miedo", dijo en referencia a la inauguración, ayer, de nuevas unidades de batallones colombianas en varias regiones de ese país, dos de ellas en la zona fronteriza con Venezuela.

El Gobierno colombiano "está amenazando con que van a venir aquí a capturar a unos guerrilleros que ellos dicen que nosotros los tenemos protegidos, lo cual es absolutamente falso", afirmó Chávez.

Colombia además "está metiendo a Venezuela paramilitares" y también "agentes" de inteligencia, los cuales "están buscando información apoyados por los 'pitiyanquis' (opositores) de aquí", repitió el jefe del Estado.

Con todo ello, añadió, Colombia buscaría preparar el terreno para "agredir y hacer ver a Venezuela como la agresora", pero reiteró que su Gobierno "no caerá en la provocación", aunque "permanece alerta".

"Créanme señores burgueses de Colombia, si ustedes agreden a Venezuela se van a arrepentir", dijo Chávez, que sostuvo que "lo último" que quiere "es una guerra con Colombia", aunque eso "no depende" de Venezuela.

Las relaciones de Venezuela y Colombia viven una nueva etapa de creciente tensión a raíz de la firma entre Bogotá y Washington de un acuerdo militar que permite a fuerzas estadounidense utilizar al menos siete bases colombianas.

Chávez califica ese convenio militar como una "amenaza" para su "revolución" bolivariana, mientras que Colombia y Estados Unidos aseveran que se enmarca en la política de lucha conjunta contra el terrorismo y el narcotráfico.