Público
Público

Chávez anuncia la intervención de terrenos de la firma irlandesa Smurfit Kappa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente venezolano, Hugo Chávez, anunció ayer la intervención de 1.500 hectáreas de tierras de la filial en el país de la trasnacional irlandesa Smurfit Kappa Group, que produce papel, en el marco de su "revolución agraria" y socialista.

El fundo El Piñal, una extensión de "1.500 hectáreas" donde se "siembra eucalipto, fue intervenido ayer", dijo Chávez, sin identificar a los propietarios, durante un acto oficial en el que también anunció la expropiación de otra finca de "2.237 hectáreas", ubicada en el municipio Simón Planas del estado occidental de Lara.

Por su parte, el ministro de Obras Públicas y Vivienda, Diosdado Cabello, precisó que en El Piñal "la trasnacional denominada Smurfit, la cartonera, siembra un tipo específico de madera, en el que los únicos beneficiados son los propietarios de la empresa".

Smurfit Kappa Cartón de Venezuela S.A es un grupo manufacturero que opera desde 1954 en Venezuela, donde posee una docena de instalaciones, entre ellas una división forestal.

Pertenece al Smurfit Kappa Group, un gigante del sector del papel con base en Irlanda que opera en 22 países europeos y nueve latinoamericanos, según datos publicados por la trasnacional en su página electrónica.

Cabello agregó que El Piñal se encuentra "a unos ocho kilómetros de El Maizal", la otra finca cuya intervención con fines de expropiación anunció Chávez y desde donde transmitió el acto oficial nocturno, en cadena nacional obligatoria de radio y televisión.

Respecto al caso de El Piñal, el mandatario solo dijo que en esos terrenos se cultiva eucalipto, un árbol "que se chupa casi todo el agua del subsuelo", por lo que una vez que pase a manos del Estado se cambiará ese cultivo.

"Vamos a explotar de manera racional esa madera (de eucalipto) y vamos a sembrar otras cosas allí (...) caraotas (fríjoles) maíz, sorgo, yuca, ñame", apuntó Chávez, defensor del socialismo del siglo XXI.

Sobre la intervención de la finca El Maizal, de 2.237 hectáreas, el gobernante aseveró que "pagará la indemnización correspondiente" a los dueños de esas tierras, que pasarán a ser de propiedad colectiva y se dedicarán a la siembra de alimentos.

"Mi reconocimiento a los que han estado usufructuando estas tierras, por su cooperación" para negociar con el Estado la venta, "ellos recibirán la correspondiente indemnización por la bienechuría (infraestructura)", declaró Chávez desde la finca intervenida, donde encabezó un "conversatorio sobre de desarrollo agrario socialista".

El jefe del Estado, que volvió a resaltar como indispensable para el éxito de su "revolución" socialista la "transformación de la estructura de la propiedad de la tierra", no reveló la identidad de los propietarios de El Maizal ni el precio que piensa pagar por las tierras.

Solo destacó que la extensión "ya no es propiedad privada, sino propiedad de todo el pueblo", y que en el sitio "está naciendo una comuna", una de las nuevas estructuras sociales y de producción que propone para la incipiente "Venezuela socialista".

En 2001 Chávez declaró la "guerra a muerte" al latifundio e inició la intervención de tierras ociosas para repartirlas entre campesinos pobres que la exploten en "empresas de producción social".