Público
Público

Chávez se molesta con Obama y critica informes contra Venezuela

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente venezolano, Hugo Chávez, criticó el sábado los informes del Gobierno de Estados Unidos contra el país latinoamericano y dijo a su homólogo Barack Obama "váyase a lavar ese paltó", una frase despectiva de origen venezolano.

Washington difundió esta semana un informe antinarcóticos en el que señala que Venezuela se ha negado a cooperar con los esfuerzos antinarcóticos internacionales y cuestionó a la nación sudamericana en un documento sobre derechos humanos.

En el informe anual del Departamento de Estado de los derechos humanos se dijo que la politización de la justicia, el hostigamiento a la oposición política y a los medios de comunicación caracterizaron la situación de los derechos civiles y democráticos en Venezuela.

"Váyase a lavar ese paltó, señor Obama, váyase a lavar ese paltó (...) el que quiera se lo puede traducir en criollo, no tengo más nada que decir. Después no digan que yo empecé a tirar piedras", dijo Chávez en un acto con la Asamblea Nacional.

El mandatario venezolano se mostró indignado ante las acusaciones de Estados Unidos, que sostiene que en Venezuela se "violan los derechos humanos" y se preguntó si realmente Obama es quien gobierna Estados Unidos.

"Qué raro que Obama no se ha enterado de la violación de los derechos humanos en su propio país. La Ley Patriota que es persecuciones, pena de muerte (...) no se ha enterado Obama de Guantánamo", agregó el gobernante izquierdista.

"Será que hay un Gobierno en Estados Unidos de verdad, o sigue mandando (George W.) Bush (...) Obama parece que es continuador del bushismo, allá él, a mí no me importa", agregó el gobernante.

Chávez cuestionó las acusaciones de Estados Unidos en las que señalan que el mandatario y su país no colaboran en la lucha contra el narcotráfico.

El presidente venezolano, un duro crítico de la política exterior estadounidense durante el mandato de George W. Bush, ha afirmado que no se hace ilusiones de cambio con el nuevo inquilino de la Casa Blanca.