Público
Público

Los chefs sudafricanos cumplen los caprichos de los jugadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El chef Geoffrey Murray no da abasto para sacar las baguettes del horno desde que la selección de fútbol de Francia llegó a su hotel para disputar el Mundial.

Los croissants, crepes y bollos también están muy demandados en el elegante Pezula Resort Hotel and Spa, en la localidad costera de Knysna, y el personal se esfuerza al máximo por repartir la comida a sus huéspedes.

"Estábamos haciendo 10 baguettes y después aumentó a 80 ó 90, y ahora parece que hemos alcanzado los 120 por día", dijo Murray, cocinero jefe del lujoso hotel donde se hospedan los franceses.

"El panadero está en las nubes", agregó.

Los uruguayos llevaron una tonelada de carne vacuna de primera calidad y mucho dulce de leche, un postre típico en gran parte de Sudamérica, dijo el portavoz del equipo Matías Faral.

El entrenador argentino Diego Armando Maradona no tuvo tanta suerte.

Responsables de agricultura frenaron los planes de su equipo de llevar carne vacuna de su país, dijo Linda Tyrrell, chef de la Universidad de Pretoria, el centro donde los argentinos se encuentran concentrados.

"No obtuvieron el permiso para entrar carne. Querían hacerlo, pero fue rechazado", dijo, añadiendo que el comportamiento del extravagante entrenador argentino no se ha correspondido hasta el momento con su mala reputación.

"Ha sido muy agradable (...) lo que quiere se lo llevamos y no tenemos problemas", agregó.

una carne seca cortada en tiras - no son del gusto de todos, y muchos equipos han llevado los platos favoritos de los jugadores para tratar que éstos no extrañen sus hogares durante el mes que dura la competición.

En Rustenburg, el famoso chef Tim De'Ath, que se ha encargado en otras ocasiones de preparar la comida de estrellas de Hollywood como Leonardo DiCaprio, supervisa las comidas de Wayne Rooney y la plantilla inglesa.

De'Ath describe a los jugadores de Inglaterra como "caballos de carreras" que necesitan estar alimentados adecuadamente para dar lo mejor de sí, pero ha estado animando su dieta sana con tentempiés por las tardes, con pequeños bombones calientes.

El equipo de México ha tenido que esperar pacientemente por sus amadas tortillas, ya que el proveedor local da prioridad a sus clientes habituales, dijo el portavoz del equipo.

Mientras tanto, Italia ha convertido su base en un verdadero hogar gracias al abundante suministro de pizza y pasta, servido por camareros italianos especialmente llevados al lugar.