Público
Público

Chelsea iba con un vestido de novia de Vera Wang y Hillary con un De la Renta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A Chelsea Clinton Mezvinsky le diseñó su traje de novia Vera Wang, mientras que a su madre, la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, la vistió el dominicano Oscar de la Renta.

La hija del ex presidente de EEUU Bill Clinton y de la actual secretaria de Estado, Hillary Clinton, se casó el sábado en la localidad neoyorquina de Rhinebeck, con el joven financiero Marc Mezvinsky, en una ceremonia muy familiar y bajo una estricta privacidad, en la que no aparecieron ninguno de los famosos que la prensa había especulado que allí estarían.

La novia lució un traje de la famosa Vera Wang, especializada en vestidos para estas ceremonias, con escote palabra de honor y cuerpo drapeado en tul, embellecido en la cintura con un bordado de pedrería antigua, realizado en organza y en blanco marfil.

Chelsea, que llevó el pelo en un recogido clásico y con velo de tul, optó por la creatividad de Wang, una amiga de la familia que asistió a la ceremonia y que dio pie a que se identificara el diseñador que tantas especulaciones ha causado desde que la pareja anunciara su compromiso hace unos meses.

Hillary Clinton, por su parte, optó por uno de sus diseñadores preferidos, el dominicano Oscar de la Renta, cuyas creaciones tantas veces utilizó en sus años de primera dama de Estados Unidos.

El diseñador dominicano creó para la secretaria de Estado un vestido en seda de tono cereza degradé, con algunos bordados en los mismos tonos en la falda, manga larga y un cinturón ancho.

El novio llevó un esmoquin diseñador por Christopher Bailey, de la firma Burberry , al igual que Bill Clinton, a quien se le vio muy delgado pues, según él mismo explicó hace unos días, adelgazó más de diez kilos tal como su hija le había pedido.

El ex presidente de EEUU llevó a su hija hasta el altar, en una ceremonia que fue oficiada por el rabino James Ponet y el reverendo metodista William Shillady, ya que Marc Mezvinsky es judío y Chelsea Clinton, metodista.

En ella se incluyó la lectura de las "siete bendiciones" que se recitan en los matrimonios judíos tras dar el consentimiento e intercambiar los anillos, y un amigo de los novios leyó el poema "The Life That I Have", del escritor británico judío Leo Marks (1920-2001).

El escenario de la boda fue la histórica mansión de Astor Courts, construida hace un siglo por el millonario John Jacob Astor, situada cerca del pueblo y de difícil acceso para los muchos periodistas, fotógrafos y cámaras de televisión de todo el mundo que intentaban lograr imágenes de la boda, custodiada por cientos de agentes de la policía del estado de Nueva York y el servicio secreto de EEUU.

Como los padres de la novia dijeron en un comunicado de prensa emitido tras el matrimonio religioso, fue "una bella ceremonia" en "un día perfecto", en el que estuvieron rodeados de familiares y amigos.

Ni Barbra Streissand, Steven Spielberg u Oprah Winfrey, entre los muchos famosos que se especulaba estarían en la lista de más de 400 invitados de la pareja, aparecieron por Rhinebeck, con lo que se confirmó algo en lo que la recién casada había insistido con sus padres: sólo amigos y personas que los novios conocieran.

A la boda asistieron el hermanastro del ex presidente Clinton, Roger Clinton y su hijo Tyler, al igual que Marie Clinton Bruno, una prima del padre de la novia y en cuyo enlace Chelsea fue dama de honor en Arkansas cuando tenía diez años.

Entre las pocas caras conocidas del mundo del espectáculo que allí se vieron estuvieron el matrimonio de los actores Ted Danson ("Cheers") y Mary Steenburgen ("Back to the future III"), amigos de la familia Clinton, ya que ella es de Arkansas, el estado natal del ex presidente de EEUU y del que fue gobernador.

También estuvieron personalidades políticas de la presidencia de Bill Clinton (1993-2001), como Madeleine Albright que fue secretaria de Estado en su segundo mandato y la primera mujer en ocupar ese puesto en EEUU, su ex asesor Vernon Jordan y el ex presidente del Comité Nacional Demócrata, Terry MacAuliffe, entre otros.

La recepción previa a la cena fue servida por el prestigioso hotel neoyorquino St. Regis, mientras que la cena misma correspondió al restaurante Blue Ribbon y la tarta de boda a la repostería La Tulipe Desserts, que -según el New York Times- confeccionó un pastel sin gluten.

La música del baile posterior al banquete estuvo a cargo de Jim Valli y su banda, y según señaló el New York Post, Chelsea y su padre abrieron el baile mientras sonaba una balada de Frank Sinatra y al ex presidente de EEUU se le vio emocionado y con lágrimas en los ojos.

Chelsea, de 30 años, y Marc, de 32, que han sido novios durante cinco años, vivirán en Manhattan, en una apartamento de cuatro millones de dólares que el joven financiero del "hedge fund" 3G Capital compró hace unos años.