Público
Público

Chema García Ibarra dice que "con la ciencia ficción puede pasar cualquier cosa en cualquier momento"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Apasionado por la ciencia ficción, el director Chema García Ibarra ha paseado su último corto por festivales de medio mundo gracias al apoyo del certamen FOC Cinema de Moncofa, donde hoy presenta "Protopartículas", basado en un género con el que "puede pasar cualquier cosa en cualquier momento".

Fue en la pasada edición de FOC Cinema donde García Ibarra fue premiado con el galardón Proyecto FOC por su cortometraje "El ataque de los robots de Nebulosa-5", un trabajo que arranca desde el extremo más "fantástico" para adoptar un tono más cotidiano.

Pocos medios y poco presupuesto, factores clave del corto, nada tienen que ver con su reconocimiento a nivel mundial, ya que, tras su primera exhibición en Moncofa, los robots de Nebulosa-5 ya han ganado más de 70 premios y se han paseado por festivales de la altura de Sundance y Cannes.

Pero este éxito y unas ayudas extra gracias a los premios recibidos no se han traducido en un proyecto sofisticado y requerido de una desorbitada producción, pues, lejos de ello, "Protopartículas" repite el "espíritu amateur" y ese toque "familiar y casero" que ya se veía en su antecesor.

"Es inequívocamente un corto fantástico", asegura García Ibarra, al que no le cuesta reconocer que con este film, con mayores dosis de ciencia ficción "de la de verdad", se "quita la espinita" de que su anterior trabajo no fuera enmarcado por muchos dentro del género, sino, más bien, en "un delirio personal".

Es poco más lo que este joven de 28 años ha desvelado antes del estreno mundial de "Protopartículas", que, financiado por FOC Cinema, ha sido un auténtico secreto incluso para el director del festival, Eduardo Guillot, que "se enamoró" de su trabajo desde el principio y que, desde entonces, lo ha apoyado incondicionalmente.

Y es que Chema García Ibarra llegó el pasado jueves a Moncofa con un DVD creado "a escondidas" bajo el brazo, y que había salido de su propio ordenador el día anterior.

Un proceso de distribución tan casero como sus cortos, pero, al fin y al cabo, una marca personal a la que han sucumbido críticos y jurados, de entre los que el director no duda en destacar el que se celebra estos días en la localidad valenciana, ya que, como él mismo confiesa: "FOC Cinema ya forma parte de Nebulosa-5".

Hasta ahora, una carrera como publicista, un videoclip que ya dejaba entrever un talento a posteriori más que reconocido y un primer paso en el cortometraje con "Miau".

Un camino que se sale del que acostumbran a recorrer los nuevos cineastas, jóvenes que suelen pertenecen al "universo del corto", donde, según García Ibarra, "hay mucho talento agazapado esperando y esperando".

Él ha tenido suerte, aunque sabe que no está todo hecho: "cuando tu corto tiene éxito, crees que se está viendo mucho, pero no. Un espectador 'normal' no sabe casi nada de tu corto porque se haya proyectado en Cannes".

Aún así, oportunidades no le faltan, en apenas un mes y gracias a la mención especial que obtuvo en el festival apadrinado por Robert Reford, Sundance, de nuevo los robots del planeta Nebulosa-5 estarán presentes en la cita más importante del cine fantástico en Austin, Texas.

No tiene prisa y aún no se acaba de creer el éxito, pero tampoco oculta sus ganas por poder hacer, algún día, su primer largometraje. Como afirma, "hay un proyecto por ahí, también de ciencia ficción, para el próximo corto que no me importaría 'alargar'", aunque, por ahora, prefiere asumir que "el largo va para largo".