Publicado: 14.12.2014 19:52 |Actualizado: 14.12.2014 19:52

Cheney asegura que Bush conocía las prácticas de la CIA y las autorizó

El exvicepresidente defiende en una entrevista los polémicos interrogatorios de la CIA que ha hecho público un informe del senado. "Tortura es lo que los terroristas de Al Qaeda hicieron a 3.000 estadounidenses en el 11-S", ha s

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El exvicepresidente de Estados Unidos Dick Cheney ha confirmado en una entrevista a la NBC que George W. Bush estaba al tanto de los polémicos interrogatorios que la CIA llevaba a cabo con los sospechosos de terrorismo tras los ataques del 11 de septiembre de 2001. "Este hombre (Bush) sabía lo que estábamos haciendo. Él lo autorizó. Él lo aprobó", remarcó Cheney, al tildar de "defectuoso" el informe del Senado.

Cheney ha aprovechado también para defender los polémicos interrogatorios, pues, según el exvicepresidente, "tortura es lo que los terroristas de Al Qaeda hicieron a 3.000 estadounidenses en el 11-S". "No se puede comparar eso con lo que nosotros hicimos al impulsar los interrogatorios", ha subrayado uno de los promotores de la llamada "guerra contra el terrorismo" lanzada tras los ataques del 11-S.

"Tortura, para mí (...), es un ciudadano estadounidense haciendo con su celular una última llamada a sus cuatro hijas jóvenes poco antes de que ardiera hasta la muerte en los pisos superiores del Trade Center (Torres Gemelas) en Nueva York durante el 11-S", ha insistido.

Cheney se ha mostrado también orgulloso de su papel en el establecimiento del controvertido programa de interrogatorios: "Lo haría de nuevo —ha subrayado— en un minuto".

En su opinión, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) "evitó de forma muy cuidadosa" cualquier práctica de tortura. Preguntado si la alimentación rectal de los detenidos, como señala el informe, es aceptable, el exvicepresidente ha contestado: "Creo que se hizo por motivos médicos", noción que niega la investigación del Senado.

Sobre la detención e interrogatorio de extranjeros que resultaron ser inocentes, ha opinado: "No tengo ningún problema siempre que logremos nuestro objetivo. Y nuestro objetivo es atrapar a los tipos que cometieron el 11-S y evitar otro ataque contra Estados Unidos". El programa de la CIA "funcionó, funcionó completamente", ha agregado Cheney, en alusión a la obtención de información para evitar atentados y salvar vidas.

La versión del exvicepresidente contradice el documento del Senado, que concluyó que la CIA llevó a cabo prácticas de interrogatorio "más brutales" de lo que había admitido en los años posteriores al 11-S y, además, sus resultados no fueron efectivos.

El informe, de más de 6.000 páginas y divulgado tras cinco años de investigaciones, describe asimismo las prácticas de asfixia simulada practicadas al reconocido como cerebro del 11-S, Khalid Shaikh Mohammed, así como a otros detenidos, definidos como "series de ahogamientos" que les producían vómitos.

Además, el texto indica que, con la aprobación del personal médico de la CIA, al menos cinco de los prisioneros fueron sometidos a procedimientos "médicamente innecesarios" de "alimentación rectal" o "hidratación rectal" y otros tantos a baños de hielo.

El informe cuestiona igualmente que la información obtenida de esos interrogatorios fuera "crucial" para entender el funcionamiento de la red Al Qaeda y la detención de algunos de sus líderes.