Público
Público

El cheque climático divide la cumbre

El G77 no firmará ningún acuerdo si el billonario fondo de adaptación al cambio climático se extrae del 0,7% del PIB ya comprometido a la ayuda al desarrollo, como quiere Alemania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Después de un primer día dedicado a tomas de contacto, hoy empieza la verdadera negociación en la cumbre del clima de Copenhague, que reúne a 20.000 delegados procedentes de 192 países. En su camino, escabroso, hacia un nuevo acuerdo de reducción de las emisiones de CO2 que sustituya al de Kioto hay un escollo monumental: el cheque climático.

Los 130 países más pobres del planeta, agrupados en el G77, están dispuestos a levantarse de la mesa si las naciones industrializadas no les ofrecen una suma adecuada para combatir los efectos del calentamiento global que han provocado. La Comisión Europea ha propuesto crear un fondo de adaptación que alcanzaría progresivamente los 100.000 millones de euros anuales en 2020. Y los líderes de la Commonwealth, una asociación de medio centenar de países con lazos históricos con el Reino Unido, exigen que se cree un fondo inmediato de 10.000 millones de dólares (unos 6.700 millones de euros) para ayudar, a partir de 2010, a los países más vulnerables.

'Si los líderes políticos no aceptan nuestra propuesta, cometerán un genocidio'

Pero para los negociadores del G77, estas cifras son insignificantes. Además, denuncian, algunos países ricos que han realizado declaraciones grandilocuentes de apoyo al cheque climático pretenden escamotear este dinero del 0,7% del PIB ya comprometido a la ayuda al desarrollo. Si la declaración final de Copenhague no exige que estos fondos sean adicionales, al margen del 0,7%, los países pobres tendrán que elegir entre construir hospitales o barreras contra las inundaciones.

'En África hablamos con una sola voz: exigimos que los países desarrollados ofrezcan el 1,5% de su PIB, al margen del 0,7%', explica Awudu Mbaya, miembro de la delegación de Camerún y presidente de la Red Panafricana de Parlamentarios sobre Cambio Climático, una organización que cuenta con un millar de diputados en sus filas. Mbaya, en conversación telefónica con Público desde Copenhague, es contundente: 'Esperamos que los líderes políticos acepten nuestra propuesta. Si no lo hacen, estarán cometiendo un genocidio, un crimen contra la humanidad. No apoyaremos un acuerdo sin esta cifra'.

En 2008, los países donantes sólo dedicaron el 0,3% de su PIB a la Ayuda Oficial al Desarrollo, todavía muy lejos del 0,7% necesario para erradicar la pobreza extrema, lograr la educación universal y reducir la mortalidad infantil en 2015, según la ONU. 'Los países ricos ofrecen el 0,4% de su PIB para luchar contra el cambio climático, pero eso es lo que ya deben, lo que tienen que poner para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio', denuncia Antonio Hill, portavoz de Oxfam Internacional, un grupo de ONG que trabaja para mejorar las condiciones de vida de los más pobres.

Los donantes sólo dedicaron un 0,3% de su PIB en 2008 al desarrollo de los países pobres

Según su organización, que asesora en Copenhague a los países con menos recursos, algunas naciones industrializadas, con Alemania y Japón a la cabeza, están intentando que el acuerdo de Copenhague permita incluir la factura climática en el 0,7% del PIB ya ofrecido. Sólo Reino Unido, Dinamarca, Holanda y Bélgica presionan para que el fondo que salga de la cumbre sea independiente de la ayuda oficial para el desarrollo.

La secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, declaró el pasado viernes, en una reunión con los medios de comunicación, que el cheque climático 'tiene que ser independiente de la ayuda al desarrollo, porque si no sería imposible cumplir los Objetivos del Milenio'. Sin embargo, según Oxfam, la delegación española no está demostrando esta convicción en las negociaciones.

Michael Zammit Cutajar, presidente de uno de los dos grupos de negociación de la cumbre, cree que separar ambos conceptos es complejo. 'Una ayuda a la agricultura en un país amenazado por la sequía, ¿es ayuda al desarrollo o contra el cambio climático?', se pregunta. Sin embargo, es firme: 'El acuerdo debería dejarlo claro en una cláusula'.

100.000 millones de euros
La UE propone la creación de un fondo internacional para combatir los efectos del calentamiento en los países pobres. Este fondo alcanzaría los 100.000 millones de euros anuales en 2020.

1,5% del PIB
Los países africanos, los que más van a sufrir el cambio climático, exigen que el cheque de Copenhague alcance el 1,5% del PIB de los países industrializados, una suma mucho mayor que la propuesta por la Comisión Europea.

135.000 millones de euros
Oxfam ha propuesto que los países ricos pongan sobre la mesa 100.000 millones de euros en 2012, con el objetivo de llegar a 135.000 millones anuales en 2020, al margen del 0,7% del PIB de ayuda al desarrollo.

5,7 billones de euros
El mundo ha dedicado 5,7 billones de euros para reflotar bancos en quiebra, según Oxfam.