Público
Público

Los chiíes de Pakistán y la India conmemoran hoy su fiesta sagrada de Ashura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Miles de musulmanes de Pakistán y la India conmemoran hoy con largas procesiones, ceremonias de luto y fervor religioso la festividad de "Ashura", las más sagrada para los fieles de la rama chií del Islam.

En Pakistán, donde tienen lugar desde anoche largas procesiones en las principales ciudades, se han intensificado las medidas de seguridad ante el temor de que se registren episodios de violencia confesional entre chiíes y suníes, corriente mayoritaria en el país, según los medios paquistaníes.

Las autoridades del país han ordenado el despliegue extraordinario de efectivos y helicópteros de las fuerzas de seguridad, que vigilarán desde el aire el recorrido de las procesiones.

En la ciudad meridional de Karachi, donde más de una veintena de personas resultaron heridas en dos ataques registrados en los últimos dos días, han sido destacados 100.000 agentes policiales.

El Ministerio de Interior ha declarado sensibles 25 distritos de la provincia oriental de Punjab, la más poblada del país, mientras que nueve ciudades están bajo alerta por el riesgo de que se registren actos terroristas, según la cadena Express TV.

Además, se ha establecido un centro de control de seguridad en Peshawar, capital de la conflictiva Provincia de la Frontera Noroeste.

Anoche, diez personas murieron y más de sesenta resultaron heridas en un atentado suicida registrado en las proximidades de una mezquita chií en la ciudad de Muzzafarabad, capital de la Cachemira paquistaní.

El presidente de Pakistán, Asif Alí Zardari, ha apelado a los "principios" del imán Husein, cuya muerte se recuerda hoy, como una fuente de inspiración para luchar contra la "tiranía, la ignorancia, la dictadura, el terrorismo, la barbarie y la violencia", según la agencia oficial APP.

La festividad de Ashura, el décimo día del mes de Muharram, conmemora el martirio del imán Husein, nieto del profeta Mahoma, quien un día antes de morir fue derrotado en la batalla de Kerbala junto a 72 de sus compañeros en el año 680 por el ejército del califa omeya Yazid I.

En la capital de la vecina India, miles de fieles vestidos de riguroso negro salieron a las calles para participar en los actos fúnebres que rememoran la muerte de Husein.

"Observamos el 'matam' (duelo) en la memoria de la muerte del nieto del profeta Mahoma y su familia. Tras la procesión, distribuiremos comida a los pobres", dijo un musulmán del extrarradio de Delhi, Qazim Abbas, citado por la agencia IANS.

Sólo en Delhi, tendrán lugar hoy más de 300 procesiones, según una fuente de la Policía capitalina.