Público
Público

China aboga por un mundo libre de armas nucleares en la Conferencia de Desarme de la ONU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Exteriores de China, Yang Jiechi, abogó hoy por lograr un mundo libre de armas nucleares, en una intervención ante la Conferencia de Desarme de la ONU.

"Desde que esas armas existen, la humanidad ha vivido baja la amenaza de la guerra nuclear. Alcanzar su total prohibición y destrucción es la aspiración común de todos los países que aman la paz. Y es también el objetivo de China que lucha por ello desde hace tiempo", señaló Jiechi.

El ministro recordó que ya en los años 60, China hizo un llamamiento para celebrar una conferencia en la que se discutiera la completa prohibición y destrucción de ese tipo de armamento.

"Y como un estado nuclear, China nunca ha evadido sus responsabilidades en el desarme nuclear.

Jiechi explicó que su país "simplemente" ha desarrollado armas nucleares con el propósito de auto-defenderse, y que China se compromete a no ser el primero en usarlas, nunca y bajo ninguna circunstancia, y que no usará ni amenazará con emplearlas contra un país que no las posea.

"De hecho, somos el único estado nuclear que ha asumido ese compromiso y nuestra política no va a cambiar en el futuro", especificó el canciller.

Asimismo, Jiechi señaló que China no ha establecido armas nucleares en suelo extranjero ni han participado en una carrera armamentística, y que no lo piensan hacer en el futuro.

Por eso el ministro aplaudió las negociaciones que mantienen Estados Unidos y Rusia en aras de reducir sus arsenales nucleares porque al ser los países que cuentan con más cantidad "tienen la responsabilidad primera en el desarme nuclear".

Jiechi hizo un llamamiento para que "se resuelva a través del diálogo y la negociación el problema nuclear tanto en la Península de Corea como en Irán".

Añadió la disposición de su país a trabajar con otros para promover la desnuclearización de la Península de Corea y lograr un acuerdo en Irán, con el objetivo de salvaguardar el régimen de proliferación internacional y mantener la estabilidad y la paz regional.

No obstante, el ministro chino especificó que los países firmantes del Tratado de No Proliferación Nuclear (NPT) tienen el derecho a desarrollar el uso pacífico de la energía nuclear, "y este derecho no debería comprometerse con la excusa de la no proliferación".

Asimismo, Jiechi señaló que la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) debería promover el uso pacífico de la energía nuclear.

Por otra parte, el ministro abogó por mantener el espacio libre de armas. "El espacio exterior es un valor común de toda la humanidad. Estamos presenciando un peligroso desarme. Se deben tomar las medidas necesarias para evitar el armamento en el espacio exterior".

"Este tema es de estratégica importancia y es la misión común y la responsabilidad de toda la comunidad internacional. En este sentido, la Conferencia de Desarme debería tener un papel esencial", agregó.

La Conferencia de Desarme de la ONU acordó el pasado 29 de marzo un plan de trabajo para lograr un tratado de desarme nuclear, después de 13 años de parálisis, debido a las diferencias entre las grandes potencias y los países en desarrollo.

Durante más de una década, la Conferencia de Desarme de la ONU, integrada por 65 países, se vio incapaz de fijar una agenda de trabajo, debido principalmente al desinterés de la Administración de George Bush.

El plan aprobado, presentado por un grupo de países no nucleares a principios de mayo, prevé entablar negociaciones sobre un Tratado internacional para prohibir la producción de material fisible, condición de los occidentales, y discusiones sobre el desarme nuclear pedidas por los no alineados.