Público
Público

China hace de Australia un paraíso inversor

Los compradores chinos toman el mercado inmobiliario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El mercado inmobiliario australiano se ha convertido en un atractivo destino para los compradores chinos que desean diversificar el riesgo de su cartera de inversiones en el extranjero. Durante el último año y medio,las inmobiliarias australianas han detectado un aumento notable en el número de inversores chinos interesados en adquirir viviendas y otros inmuebles en las principales ciudades del país.

Este fenómeno va estrechamente ligado a la decisión del Gobierno australiano de rebajar las restricciones que regulan la compra de viviendas por ciudadanos extranjeros. 'Para un inversor chino es mucho más fácil adquirir una propiedad en Australia, que en EEUU o la UE', explica Richard Lawrence, socio del bufete estadounidense Holland Knight, en Pekín.

El Gobierno australiano pone menos trabasa los extranjeros

Australia, además, supone invertir en un mercado desarrollado y 'estable', a diferencia de la volatilidad de las economías emergentes del sureste asiático o la del propio sector inmobiliario chino, atrapado en una burbuja inflacionaria a causa de las medidas de estímulo fiscal introducidas por Pekín para combatir la crisis. Para frenar la espiral inflacionaria, el Gobierno chino ha empezado a restringir la compra de segundas viviendas en grandes ciudades, como Pekín y Shangai.

'Los chinos siguen una estrategia segura: vender propiedades en su país a precios muy altos y después adquirir inmuebles en Australia', opina Lawrence.

Según Peter Drysdale, economista de la Universidad Nacional de Australia, el auge de la inversión china en el mercado inmobiliario australiano está relacionado también con la presencia de una fuerte emigración china en su país. China es el tercer país que envía más emigrantes a Australia (70.000 en 2009), después de Reino Unido y Nueva Zelanda.

Los chinos venden primero sus inmuebles en su país a alto precio

'El mercado inmobiliario australiano continuará fuerte a largo plazo gracias al crecimiento demográfico, estimulado por la emigración', apunta Drysdale, uno de los impulsores de la creación de la APEC (Cooperación Económica en la regiónAsia-Pacífico).

Buena parte de la inversión china en el mercado inmobiliario australiano está dirigida a la adquisición de propiedades agrícolas, como granjas y ranchos, que cumplen con la política de seguridad alimentaria promovida por el Ejecutivo chino.

El auge de la inversión extranjera en el sector inmobiliario australiano ha despertado el temor a que se disparen los precios de la vivienda en este país, que ya subieron un 14% en el último año y medio, según la consultora local RP Data. Un alza en el coste de las viviendas puede despertar el recelo de la población local, 'pero la inversión china está centrada principalmente en el mercado de alto-standing, por lo que es menos conflictiva', asegura Drysdale.