Público
Público

China condena a 113 personas por la adulteración de cerdo con un cancerígeno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los tribunales chinos condenaron a 113 personas, entre ellos 77 funcionarios públicos a diversas penas por su implicación en la adulteración de carne de cerdo con el producto químico clenbuterol, que puede producir cáncer.

La agencia oficial de noticias Xinhua difundió hoy las sentencias, emitidas en la tarde del viernes y que varían entre varios años de cárcel hasta pena de muerte condicional por buen comportamiento.

El principal culpable, Liu Xiang, fue sentenciado a muerte con un periodo de prueba de dos años en el que podrá conmutar por una pena inferior si demuestra buen comportamiento, según la sentencia del tribunal superior de la provincia de Henan, en el centro de China y una de las afectadas por la adulteración de carne de cerdo en marzo.

La fábrica ilegal de Liu producía el clenbuterol, un producto químico cancerígeno que se añadía al pienso para cerdos para producir una carne más magra.

Su fábrica fue interceptada el 25 de marzo en la ciudad de Xiangyang, en Henan, y las autoridades inculparon a Liu y a su colaborador, Xi Zhongjie, sentenciado a cadena perpetua.

Liu y Xi invirtieron unos 6.000 euros cada uno en 2007 para producir clenbuterol y venderlo a los comerciantes de cerdo para obtener más beneficios.

En marzo, los dos sentenciados habían vendido más de 2.700 kilogramos del producto químico en ocho provincias, entre ellas Henan, Shandong y Jiangsu, con ingresos de unos 750.000 euros.

Según el comunicado del tribunal, todos los funcionarios implicados en el escándalo, entre ellos de inspección sanitaria y seguridad alimentaria, han recibido penas "severas" por negligencia y abuso de poder, con entre tres y nueve años de cárcel.

Los castigos para los 36 ganaderos involucrados fueron más indulgentes, con penas que van desde libertad condicional a un año de cárcel.

El escándalo de adulteración salpicó también a Shuanghui Group, el mayor procesador de carne de China, que sufrió un boicot a nivel nacional y una inspección de las autoridades de seguridad alimentaria, según denunció en marzo la estatal Televisión Central China (CCTV).

El clenbuterol es un químico broncodilatador cuyo uso está prohibido para alimentar al ganado y que puede causar náuseas, mareos, dolores de cabeza y palpitaciones cardíacas en humanos. EFE