Público
Público

China condena la violencia contra civiles en Siria tras nombrar un enviado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El flamante enviado chino para la crisis en Siria, Zhai Jun, condenó hoy "todos los actos de violencia contra civiles inocentes" en Siria, un día antes de iniciar un viaje a ese país para intentar mediar en un conflicto en el que han muerto más de 6.000 personas, según grupos de derechos humanos.

Zhai, que es viceministro de AAEE y cuya visita oficial se anunció hoy mismo, señaló también que China "urge al Gobierno de Siria y a todos sus partidos políticos que detengan completa e inmediatamente todos los actos de violencia y restablezcan la paz y la normalidad del orden social", en declaraciones publicadas por la agencia Xinhua.

El Gobierno chino anunció poco antes que Zhai visitará Siria los días 17 y 18 de febrero y se reunirá con responsables del Gobierno de ese país y "otras partes implicadas" con el fin de mediar en el conflicto que vive el país de Oriente Medio.

Zhai viaja "para impulsar una resolución pacífica y adecuada de la crisis siria", señaló al anunciar la visita el portavoz ministerial Liu Weimin.

Liu no quiso confirmar si Zhai se reunirá con representantes de la oposición al régimen de Bachar el Asad, de manera similar a cuando el pasado año representantes del Gobierno chino mantuvieron encuentros en Libia con los opositores a Muamar al Gadafi antes de la caída del dictador.

El portavoz añadió que Pekín enviará en el viaje oficial el mensaje de que "China jugará un papel constructivo en la mediación".

El viaje se produce después de que Estados Unidos y la Unión Europea, entre otros actores, acusaran a China de no estar haciendo lo suficiente para evitar el baño de sangre que sufre Siria, donde la represión de las protestas contra Al Asad ha causado más de 6.000 muertos, según varias organizaciones de derechos humanos.

Al respecto, el primer ministro de China, Wen Jiabao, aseguró esta semana en la cumbre bilateral con la UE celebrada en Pekín que su Ejecutivo "en absoluto protegerá a ninguna parte, incluyendo al Gobierno de Siria".

China y Rusia vetaron hace unas semanas una propuesta de resolución de las Naciones Unidas contra el régimen de Bachar al Asad, por lo que fueron muy criticadas por gobiernos occidentales.