Público
Público

China, desafío clave de la primera gira asiática de Obama

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente Barack Obama parte el jueves rumbo a Asia con una agenda dominada en gran medida por la economía estadounidense, el empleo y un profundo déficit comercial con China.

La lucha mundial contra el cambio climático, las disputas nucleares con Corea del Norte e Irán y la revisión de la estrategia en Afganistán por parte de Obama son también puntos destacados en sus conversaciones con responsables chinos y de otras naciones asiáticas en el primer viaje de su presidencia a Asia.

En una entrevista con Reuters esta semana, Obama describió a China como "un socio vital, además de un competidor".

Pero advirtió de "enormes tiranteces" en las relaciones entre las dos naciones más poderosas de la tierra si los desequilibrios económicos entre ambos no se corregían.

el excesivo consumo y endeudamiento de EEUU, facilitado por la agresiva estrategia de exportaciones china y compras de deuda norteamericana - son considerados por muchos una causa principal del 'boom' y consiguiente ruina de la economía mundial.

La gira de nueve días de Obama comenzará en Tokio e incluye una parada en Singapur para la cumbre de Cooperación Económica Asia-Pacífico, seguida de visitas a Shanghái, Pekín y Seúl.

Obama dijo que hablaría con los chinos sobre la revaluación de su moneda, el yuan, además de alentar a los clientes chinos a gastar más y abrir los mercados del país asiático aún más a los productos de EEUU.

Ya que la tasa de desempleo está en el 10,2 por ciento, el Gobierno de Obama espera que el énfasis en ampliar las oportunidades de exportación funcione bien en su país.

no sólo el dólar - guíen la tasa de intercambio.

Los fabricantes de EEUU se han quejado desde hace tiempo de que Pekín retiene artificialmente el valor del yuan a la baja para que las exportaciones chinas sean más baratas y los productos estadounidenses más caros para los clientes chinos.

Pero Obama podría afrontar algún rechazo por parte de China y otros países que temen que el giro de Washington por la cooperación económica con Asia esté demasiado inclinada hacia un lado.

Pekín está molesto con las iniciativas de EEUU de aplicar sanciones comerciales a los neumáticos y tuberías de acero chinas, mientras que Corea del Sur y otros países albergan dudas sobre si Obama, elegido con un fuerte apoyo de los sindicatos, está comprometido lo suficiente con una agenda de comercio libre.

La gira asiática también se produce mientras Obama afronta un gran presión sobre muchos asuntos domésticos, como la reforma sanitaria y el cambio de la legislación sobre el clima, y se acerca a las fases finales de una decisión sobre si envía más tropas a Afganistán