Público
Público

"China puede destrozar los mercados africanos"

Director general de Acción contra el Hambre. Recuerda que los pequeños campesinos son los más afectados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La FAO dice que en 2008 se van a producir alimentos para dar de comer a 11.000 millones de personas', casi el doble de la población mundial, subraya Olivier Longué, el director general de Acción contra el Hambre. 'El problema es la distribución porque no llega a los que la necesitan'. Por eso, duda que aumentar los cultivos en países extranjeros vaya a disminuir el hambre en el mundo. Tras excusarse por la falta de datos completos, centra el análisis de los pros y los contras del fenómeno de la compra de tierras en la creciente presencia de Chinaen África.

Una multinacional china decide cultivar en Sudán, una surcoreana en Madagascar. ¿Qué impacto tienen en la economía local?

Esos esquemas de producción masiva pueden acabar con los sistemas incipientes y débiles de agricultura local de algunos países como Zimbabue, Mali o Kenia. Su estructura de producción es tan frágil que, si viene un gigante chino, no tendrán capacidad de reaccionar. Puede ser un efecto dominó horroroso, China produce para su propio consumo y contribuye a destrozar el mercado local.

¿Quiénes serían los principales afectados?

Los pequeños campesinos. Aunque los precios agrícolas hayan subido muchísimo, ellos no se llevan nada. Dos tercios de los niños que tenemos en centros de desnutrición son hijos de pequeños productores.

Los chinos construyen microciudades al lado de las tierras que gestionan. ¿Podrían llegar a crearse islas al margen de la soberanía nacional?

Confío plenamente en los africanos para defender su soberanía, aunque empresas extranjeras hayan comprado miles, millones de hectáreas de un país. Dudo que los chinos por muchos billones de dólares que inviertan puedan crear microchinas, pero es un riesgo. Cuando la cooperación española o la francesa han ido a África también han creado la villa española y la francesa. Pero vamos 40, 70 o 140cooperantes. Los chinos son centenares de miles y construyen ciudades, supermercados, escuelas... Quizás el mayor problema relacionado es la inseguridad jurídica.

 ¿Por qué?

La debilidad de África es que la tierra es comunitaria. Si vienes a España tendrás que negociar con el Sr. Fernández y López para comprar su parcela porque hay una seguridad jurídica que no existe en África. Por eso, en países poco democráticos las comunidades a veces se ven despojadas de su tierra y no tienen mecanismos para reclamarla. Eso es lo que hacen las petroleras extranjeras en Nigeria. La comunidad reclama que les están contaminando el agua, destrozando su bosque, pero no tienen títulos de propiedad para demostrarlo anteun tribunal.

El interés despertado por empresas y estados extranjeros ha acelerado reformas agrarias y disparado el precio de los terrenos agrícolas en 2008.

Habrá que analizar si el aumento del precio de la tierra es un elemento que contribuye a empobrecer a la población local. En países poco democráticos habrá una plutocracia que se va a enriquecer a costa de los pobres. Pero en países que tienen sistemas democráticos, si esto acaba acelerando la titularización de la tierra, podrá ser beneficioso para losmás pobres.

¿Qué otros efectos positivos podría tener?

China, buscando su propio interés puede desencadenar la revolución agrícola en África. Es el país que mayor cooperación sur-sur ha desarrollado. En 2006 se comprometió a enviar 3.000 expertos agrícolas por el mundo y está formando a técnicos de base. También está llevando herramientas, semillas de buena calidad y está investigando en técnicas para luchar contra la desertificación, algo muy importante. Ya sea por desastres humanos o por actividad humana, cada año se pierden cinco millones de hectáreas de tierras arables. Y esa pérdida es irreversible. El fenómeno de la compra de tierras, en cambio, puede detenerse.