Público
Público

China desvela sus recortes de emisiones antes de Copenhague

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

China dio a conocer el jueves su primer objetivo firme de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, un objetivo que llevará a la cumbre del clima de la ONU que tendrá lugar en diciembre en Copenhague.

El anuncio llega al día siguiente de que Estados Unidos desvelara su propia propuesta y de que el presidente Barack Obama dijera que acudirá al inicio de la cumbre.

China, el principal emisor de gases de efecto invernadero procedentes de actividades humanas, dijo que su primer ministro, Wen Jibao, asistirá a la reunión que tendrá lugar entre el 7 y el 18 de diciembre, y se comprometió a recortar la cantidad de dióxido de carbono producido por cada yuan de ingreso nacional en 2020 en entre un 40 y un 45 por ciento respecto a los niveles de 2005.

La oferta fue alabada como un compromiso político vital de cara a revitalizar unas negociaciones paralizadas con las que aprobar un sucesor al Tratado de Kioto, aunque los analistas advirtieron de que sigue siendo bastante modesta para China.

"Es muy similar a los últimos 15 años de progresos", dijo Jim Watson, que estudia las trayectorias de emisiones en el Centro Tyndall para la Investigación sobre el Cambio Climático en Reino Unido.

"Si añadimos a esto una mayor reestructuración económica con el tiempo, este objetivo suena eminentemente factible. Pero desde luego, ayuda mucho a Copenhague tener esta cifra sobre la mesa".

Además, la oferta china llega después de que otros dos grandes contaminadores, Brasil e Indonesia, anunciaran duros recortes para 2020.

Las negociaciones se han quedado sin tiempo para establecer un acuerdo legalmente vinculante, tras las fuertes diferencias entre ricos y pobres sobre quién debería recortar las emisiones, cuánto y quién debería pagar para ello, pero están aumentando las esperanzas de que se pueda alcanzar un pacto político sustancial.

PIDE MÁS A LOS PAÍSES DESARROLLADOS

El principal enviado chino sobre el clima criticó a los países desarrollados porque dijo que se están mostrando remolones a la hora de recortar las emisiones y que el nuevo objetivo chino es sólo "vinculante a nivel interno".

"Hasta ahora no hemos visto acciones concretas y compromisos sustanciales de los países desarrollados", dijo Xie Zhenhua, subdirector del Comité de Desarrollo y Reformas Nacionales, en una rueda de prensa en Pekín.

El Gobierno chino dijo que su objetivo, que permite el crecimiento de las emisiones a medida que se expande la economía, es exigente para un país en vías de desarrollo. Las autoridades darán a conocer más adelante nuevas políticas con los pasos fiscales y financieros para cumplirlas.

Un plan de cinco años para mejorar la eficiencia energética y las energías renovables permitirá el cumplimiento de la mitad de los objetivos al final de esta década.

Como país en vías de desarrollo, China no está obligado a establecer recortes según los tratados internacionales en vigor.

Washington dijo que en Copenhague se comprometerá a reducir sus emisiones de efecto invernadero para el año 2020 en aproximadamente un 17 por ciento por debajo de los niveles de 2005, una disminución de alrededor del tres por ciento sobre los niveles de 1990, el año de referencia utilizada en los tratados de las Naciones Unidas.

La posición de China, junto con la de EEUU, responsables ambos de alrededor del 40 por ciento de las emisiones globales de los gases de efecto invernadero, serán cruciales.