Público
Público

China detiene a otros dos activistas y académicos en el 60 aniversario de los DD.HH.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dos activistas fueron arrestados anoche en Shanghai y Cantón tras las detenciones del pasado lunes en Pekín de los destacados activistas Liu Xiaobo y Zhang Zuhua por recoger firmas de académicos e intelectuales para una carta abierta con motivo del 60 aniversario de los derechos humanos.

Según recoge hoy el diario independiente "South China Morning Post", el abogado pro derechos humanos Zheng Enchong, conocido por su defensa de vecinos sin recursos ante abusos y expropiaciones forzosas, fue sometido en Shanghai (este) a cuatro horas de interrogatorio y se encuentra bajo arresto domiciliario.

Como confirmó una persona cercana a él que pidió no ser identificada, "afortunadamente esta vez no le pegaron, le soltaron anoche, pero no puede utilizar el teléfono ni internet, ni se le permite salir fuera".

El arresto "creemos que está relacionado con la campaña de recogida de firmas, porque le preguntaron cosas sobre la carta en favor de los derechos humanos".

Se trata de una carta abierta, publicada en internet, que pide "reformas legales, democracia y protección de los derechos humanos" con motivo del 60 aniversario de la Declaración Universal, que fue firmada por Liu, Zhang y por otros 301 intelectuales chinos.

En su carrera profesional, Zheng ha pasado ya tres años en prisión, acusado de revelar secretos de Estado, y fue puesto en libertad en 2006, aunque desde entonces permanece vigilado las 24 horas y las autoridades le ponen bajo arresto domiciliario cada cierto tiempo, como ocurrió este verano poco antes de los Juegos Olímpicos.

La policía de Cantón (sureste) también detuvo anoche a la académica Ai Xiaoming, profesora de estudios chinos en la Universidad Sun Yat-sen de esa ciudad, y conocida por sus documentales sobre las dificultades de los grupos sociales más desfavorecidos.

El pasado lunes, decenas de agentes de la Oficina de Seguridad Pública de Pekín y del Ministerio de Seguridad Estatal detuvieron en la capital china a Liu y a Zhang, registraron sus hogares, cortaron sus líneas telefónicas y confiscaron parte de sus pertenencias.