Público
Público

China dice hay cerca de 13.000 niños enfermos en escándalo leche

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Chris Buckley

El número de niños chinos llevados alhospital después de consumir una fórmula de leche contaminadallegó casi a 13.000, mientras el primer ministro Wen Jiabaobuscó asegurar a los alarmados padres que las compañíasculpables enfrentarán un duro castigo.

El Ministerio de Salud dijo que el número de niños enfermospor haber tomado leche en polvo con melamina (un químicoindustrial prohibido en los alimentos) se había disparado de6.244 anunciados previamente -cifra que incluye a muchos que yaabandonaron el hospital- a 12.892 casos.

Más del 80 por ciento de los casos eran niños de menos de 2años.

El drástico aumento fue anunciado a última hora deldomingo, en una nueva instancia del escándalo de la leche chinaque nuevamente ha puesto en tela de juicio los productosfabricados en ese país asiático.

Wen visitó hospitales en la capital del país en un intentopor tranquilizar a los padres ansiosos.

"Debemos convertir a la salud física del público en unaprioridad", dijo a padres y personal de uno de los hospitalesvisitaos, de acuerdo a la agencia de noticias Xinhua.

"El punto más crucial es que después de una limpieza nopueden haber más problemas con los nuevos productos lácteos. Sihay nuevos problemas, serán castigados de la manera más severaque permita la ley", agregó.

El organismo de supervisión de la calidad de los alimentosen China dijo que casi un 10 por ciento de las muestras deleche y yogurt para beber de las tres principales compañías delácteos presentan contaminación con melamina. Esas firmas sonMengniu Dairy Co, Inner Mongolia Yili Industrial Group, y elgrupo Bright.

Pero el Ministerio de Salud dijo "no se han registradocasos de enfermedades relacionadas con leche líquida".

La melamina, un compuesto rico en nitrógeno, puede seragregada a la leche disuelta en agua para que pase lasinspecciones de calidad, que revisa el nitrógeno para medir losniveles de proteínas.

Cientos de padres asustados han acudido a los hospitalespara exigir resarcimientos desde que funcionarios y el grupoSanlu, el mayor fabricante de leche en polvo para bebés deChina, dijeron la semana pasada que los menores desarrollaroncálculos renales y otras complicaciones tras beber la lechecontaminada con melamina.

Sanlu no ventiló el problema durante al menos un mes, segúnhan dicho autoridades.

Desde entonces, se descubrió que otros importantesproductos lácteos chinos contenían melamina y varios países hancerrado las puertas a la entrada de esos productos.

El Gobierno ha prometido tratamiento gratuito para losniños damnificados, pero algunos padres dijeron que estánpreocupados acerca de las complicaciones a largo plazo y loscostos.

Durante el fin de semana, una niña de 3 años de Hong Kongfue diagnosticada con cálculos renales tras beber lechecontaminada, convirtiéndose en la primera víctima del escándalosanitario que afecta a China en ese territorio.