Público
Público

China, más cerca de ser la segunda potencia económica

Con un crecimiento del 10,3% en el segundo trimestre, los especialistas esperan que el gigante asiático adelante a Japón en 2010

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

China está lista para convertirse en la segunda potencia económica del mundo por detrás de EEUU.

Los especialistas esperan que el gigante asiático adelante a Japón para finales de año después del mal resultado del país nipón en el segundo trimestre del año. La economía japonesa creció sólo un 0,4% por el 10,3% que avanzó la china.

El débil crecimiento de Japón en el período abril-junio, cuatro puntos por debajo del primer trimestre, ha estado motivado, según el Gobierno nipón por el retroceso de las exportaciones y del consumo interno.

El Ejecutivo japonés reconoció esta mañana que el valor del PIB en el segundo trimestre no tiene en cuenta la variación de los precios y se sitúa en 1,288 billones de dólares frente a los 1,33 de China.

Por su parte, la economía china, con un crecimiento del 10,3 por ciento en este periodo, espera cerrar 2010 con un incremento superior al 9%. Por esto, muchos esperan que China adelante en 2010 a su vecino nipón.

Japón, con una deuda pública equivalente al 200 por ciento del PIB y una previsión de crecimiento inferior al 3 por ciento para este año, se debate entre medidas de estímulo económico.

El país salió de la recesión hace justo un año pero ha perdido empuje debido a que el consumo privado, responable del 60 por ciento del PIB, apenas creció en abril-junio. Los gastos de capital, que miden las inversiones empresariles, avanzaron sólo un 0,5 por ciento, el peor resultado en tres trimestres.

Para el resto del año, Japón tendrá que enfrentarse a la persistente fortaleza del yen, cercano a su máximo en quince años y que perjudica a la recuperación de la potente industria exportadora nipona.

Japón es la segunda economía mundial desde hace cuatro décadas. En los años 80, el llamado 'milagro económico' disparó su poder industrial y exportador, convirtiéndolo entonces en una de las mayores amenazas para las multinacionales estadounidenses.

Los analistas no esperan un resurgimiento nipón a medio plazo, ya que el Gobierno del primer ministro, Naoto Kan, se ha propuesto abordar el recorte de la inmensa deuda pública del país. Sin embargo, el Ejecutivo tampoco espera la vuelta a la recesión pues la marcha de las economías asiáticas y otros países emergentes, así como la recuperación de las naciones ricas, permiten sostener cierto optimismo.

Los inversores recibieron hoy los datos del PIB con retrocesos en el selectivo Nikkei, que perdió un 0,61 por ciento y cerró cerca de los 9.000 puntos, muy por debajo de los cerca de 38.000 enteros de finales de los años 80, cuando Japón no veía techo a su crecimiento económico.