Público
Público

China ofrece esperanza de cambiar política de un hijo por pareja

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Phyllis Xu y Lucy Hornby

China conmemoró el aniversario 30 de sucontrovertida política de un niño por pareja con indicios deque podría flexibilizar la norma, al menos en algunasprovincias, que ha controlado el aumento de la población peroha provocado angustia a millones de parejas.

Con una población que se espera que llegue a 1.650 millonesen el 2033, China ha tenido cuidado de retirar una políticaimpopular que originalmente debía regir durante unageneración.

Los planificadores centrales dicen que la política de unniño ha librado a China de las presiones de cientos de millonesde personas adicionales que habrían vuelto escasos el agua ylos recursos alimenticios, así como la capacidad del país deeducarlos y emplearlos.

Sus críticos citan los abortos obligatorios y lasesterilizaciones, la aplicación de castigos y la crecientediferencia entre géneros como un legado nefasto. Millones deniñas habrían sido abortadas en un país que tradicionalmentefavorece a los herederos masculinos.

China ya permite algunas excepciones a la política,incluida la autorización a las familiar rurales a tener unsegundo hijo si la primogénita es mujer, y permite a lasparejas de algunas ciudades un segundo hijo si ambos padres notienen hermanos.

"Si el control de población alcanza la meta esperada, esposible que Guangdong permita a las parejas en la que uno desus integrantes es hijo único que tenga un segundo hijo despuésdel duodécimo plan de un lustro", dijo el viernes Zhang Feng,director de la Comisión de Planificación de Población y Familiade Guangdong, al diario Southern Metropolis Daily.

Cerca de Hong Kong, Guangdong es hogar de cerca de 100millones de personas y el duodécimo plan de un lustro seextiende hasta el 2015. Después del 2030, dijo Zhang, cualquierpareja de Guangdong podría tener dos hijos.

A medida que la población china envejece y los salariosaumentan lentamente, el Gobierno se está preocupando cada vezmás sobre quién cuidará a los ancianos que respecto a undesestabilizador aumento de la población juvenil que no puedaencontrar empleos.

Los crecientes costos de la vivienda y la educación deja amuchas parejas urbanas sin el interés en las grandes familiasde sus ancestros, pero a muchos les gustaría tener un segundohijo.

"¿Debería haber una diferencia entre dar a luz a un varónprimero o segundo? Si la hay ¿Entonces nuestros dos hijos noson iguales?", preguntó Yang Zhizhu, de 44 años, un ex profesorde derecho en la China Youth University for Political Sciences,quien fue despedido después de que su esposa tuvo una segundahija el año pasado.

"Si es legal tener un primer hijo, entonces no debería serilegal tener un segundo hijo, de otra forma sería una suerte dediscriminación dentro de nuestra familia", declaró.

Anteriormente este año, la revista Caijing informó de unprograma piloto en cinco provincias que desde el próximo añopermitirá a las familias en las que un miembro de la pareja fuehijo único el tener un segundo bebé.

Expertos están preocupados de que Pekín no esté preparadopara reducir la velocidad a la que envejece la población china.Naciones Unidas prevé que la población china en edad productivaalcanzará su máximo en el 2015 y caerá en un 23 por ciento parael 2050.