Público
Público

China promete castigar a quienes oculten muertes por H1N1

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Huang Yan y Lucy Hornby

China ha prometido severos castigos parafuncionarios que fueron descubiertos ocultando muertes a causade la influenza H1N1 después de que un experto médico dijeraque supuestos casos podrían haber sido disimulados porGobiernos locales.

El Ministerio de Salud chino había adoptado anteriormenteeste mes un nuevo método para contabilizar los casos de H1N1.

Si a una persona se le confirma la enfermedad y luegomuere, el caso debe ser informado como muerte a causa deinfluenza H1N1, exista o no otra condición.

El método anterior utilizado en China atribuía la muerte acondiciones preexistentes y no al virus H1N1 y por tantoreducía el número de casos reportados, precisó una noticia publicada en el sitio web del Ministerio de Salud chino(www.moh.gov.cn).

"Las personas responsables serán castigadas si los reportesde casos de virus H1N1 son contenidos, falseados o retrasados",dijo Deng Haihua, portavoz del ministerio en una noticiaseparada.

Zhong Nanshan, que es respetado por muchos en China por sufranqueza y trabajo en el 2003 para luchar contra el SíndromeRespiratorio Agudo Severo (SARS, por su sigla en inglés), dijoque no cree que la cifra nacional de muertos a causa de H1N1sea de 53 personas, reportó el jueves el periódico SouthernMetropolis Daily.

Zhong, quien encabeza el instituto Guangzhou deEnfermedades Respiratorias en el sur de China, dijo que"algunas áreas no han estado realizando pruebas a muertes por(neumonía) severa y las han estado tratando como casos deneumonía ordinaria sin cuestionamientos".

La Organización Mundial de la Salud no tiene un estándarpara muertes atribuibles a influenza H1N1, a pesar de quedefine cómo diagnosticar los casos, dijo desde Pekín suportavoz Vivian Tan.

"No creemos que nada inusual esté pasando aquí, en términosde cómo el virus se está propagando o cuán virulento es", dijoTan.

La cepa de virus de influenza H1N1 afecta al tractorespiratorio. Pacientes que se enfermen de gravedad o muerensuelen sufrir neumonía, ya sea por causa directa del virus opor infecciones bacterianas secundarias.

La OMS reportó el 8 de noviembre más de 503.536 casosconfirmados en laboratorios de H1N1 en el mundo y al menos6.260 muertes. Sin embargo lleva meses enfatizando que esascifras son sólo la punta del iceberg.

Además pidió a los países que destinen más recursos amitigar la enfermedad que a financiar costosas medidas deprevención realizando pruebas a gran cantidad de personas.