Público
Público

China recibe con bullicio el año del Buey

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

China dio el domingo la bienvenida al Año del Buey con estridentes celebraciones pese al pesimismo por la economía, encendiendo petardos en las calles y lanzando fuegos artificiales al cielo.

Se espera que las celebraciones se prolonguen hasta la mañana del lunes, que es oficialmente el primer día del Año Nuevo Lunar.

Varias zonas de Pekín retumbaban como zonas de guerra, con sus habitantes desafiando las gélidas temperaturas para lanzar coloridos fuegos artificiales. Nubes de humo y desechos de cartuchos cubrían las calles, y los estruendos sacudían las ventanas.

Se cree que los petardos y fuegos artificiales espantan a los malos espíritus y atraen al dios del bien hasta las casas cuando llega el Año Nuevo, que en esta ocasión comienza en lunes, de acuerdo con el calendario lunar chino.

El primer ministro Wen Jiabao, que otros años ha pasado el día con enfermos de sida y trabajadores de minas de carbón, visitó a los supervivientes del terremoto de mayo pasado en Sichuán, en el que murieron más de 80.000 personas.

"Han pasado ocho meses desde el terremoto, estoy muy feliz de ver cómo todos ustedes han estado reconstruyendo sus casas", dijo Wen a los supervivientes en Beichuan, el epicentro del terremoto, según le citó la agencia de noticias China News Service.

El presidente, Hu Jintao, visitó la antigua base revolucionaria de Jinggangshan en el centro del país, para homenajear a los héroes de la guerra que llevaron a los comunistas al poder en 1949, y también visitó los pueblos de los alrededores, según la televisión estatal.

En el Templo de la Tierra de Pekín, la gente acudió a una feria que ofrecía desde espectáculos de danza hasta representaciones de sacrificios imperiales.

"He traído a mis padres para que puedan disfrutar un poco de la cultura tradicional. Al igual que todos, espero que la vida este año sea un poquito mejor que el año pasado", afirmó en la feria la abogada Angela Zhu, de 29 años.

"La fiesta nos da la oportunidad de escapar de nuestra rutina y disfrutar la esperanza por el futuro", agregó.

Por su parte, el ejecutivo de relaciones públicas de 26 años Liu Bing dijo ser optimista respecto al nuevo año.

"El año pasado fue muy trascendental para China. Tuvimos un terremoto que mostró que todos podemos unirnos y luego tuvimos unos Juegos Olímpicos muy exitosos. Pienso que este año veremos a China mientras continúa creciendo y es cada vez más importante", comentó.

Según el Ministerio de Transportes, sólo el sábado se registraron más de 63 millones de viajes, ya que los chinos se apresuran a llegar a sus hogares para pasar el único festivo de todo el año.