Público
Público

China revive en una exposición la delirante juventud de Ouka Leele

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ciudad china de Shanghái revive desde esta semana los días de juventud de la fotógrafa española Ouka Leele, Premio Nacional de Fotografía en 2005 y uno de los iconos de "la movida madrileña", con una muestra de 24 obras, "Delirante realidad", que explora sus primeros trabajos.

Organizada en la Biblioteca Miguel de Cervantes de la sección cultural del Consulado General de España en Shanghái (embrión del futuro Instituto Cervantes en la ciudad), esta retrospectiva se nutre de una selección de piezas cedidas por el Centro Iberia de Arte Contemporáneo de Pekín, donde la fotógrafa expuso en 2008.

"Ouka Leele -pseudónimo de la madrileña Bárbara Allende- tiene un estilo que incide directamente en el gusto chino: pop, muy 'kitsch' y con colores muy vivos", indicó a Efe Esteban Andueza, representante de la galería Iberia, que acudió a la capital económica de China para inaugurar la muestra.

La ventana a la obra de Ouka Leele en Shanghái se abre con un vídeo grabado en formato "Súper 8" y seis imágenes de la serie "Peluquería", que la artista realizó en el año 1979 retratando a varios personajes del mundo de la cultura.

Estas fotografías, tomadas en blanco y negro y pintadas con acuarela, representan un reflejo fantástico de la época en la que se inició la artista, "del espíritu de la transición y de la movida madrileña", afirmó Andueza.

"Sus primeras obras, 'Peluquería', las realizó en el mismo momento en el que Almodóvar empezaba a cuestionar la frivolidad de todos los elementos de la España tradicional", explica Andueza, quien apunta también que Ouka Leele "trabaja fuera del espíritu dramático de su época".

La exposición continúa con 16 de las "fotoacuarelas" más representativas que la artista produjo hasta 1989, entre las que destacan "El beso" (1980) y "Rapalle-toi, Bárbara!" (1987), una célebre imagen tomada en la fuente de Cibeles, en Madrid, para la que se montó un escenario y se cortó el Paseo de la Castellana.

Con las dos últimas imágenes, "Sonrojo" (1998) y "Me miraba" (1999), la muestra da un salto de diez años que explica la evolución estética hacia el intimismo que ha seguido la fotógrafa desde los años 80.

"Delirante realidad", de Ouka Leele, estará en las salas de la Biblioteca Miguel de Cervantes de Shanghái hasta el día 28 de febrero del año que viene, cuando las obras volverán a Pekín.