Público
Público

China seguirá con su campaña contra la pornografía hasta mayo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La última campaña del Gobierno chino contra la pornografía en Internet y a través de las páginas móvil WAP seguirá hasta mayo del año que viene, con especial énfasis en acabar con las empresas que dan apoyo a estas páginas, dijo el miércoles la agencia oficial de noticias Xinhua.

Esta campaña, iniciada el pasado verano, ha afectado también a muchas páginas con contenido políticamente delicado o simplemente generado por usuarios, en lo que muchos consideran que es un intento del Gobierno de reafirmar su control sobre los nuevos medios de comunicación y el potencial que tienen para que los ciudadanos compartan información y se organicen.

La página web de un diario en lengua china, Lianhe Zaobao, de Singapore Press Holding, ha estado bloqueada esta semana en China tras publicar un artículo acerca del incremento de los controles sobre Internet por parte de las autoridades chinas.

El Gobierno va a preparar unas leyes sobre las páginas WAP, que proporcionan servicio de Internet para los móviles, antes de marzo del año que viene, dijo Xinhua, citando un comunicado de la oficina a cargo de la lucha contra las publicaciones ilegales y la pornografía. El comunicado todavía no se ha hecho público.

Durante la campaña, el Gobierno hará más difícil registrar páginas WAP y verificará su información de registro, según el comunicado.

El objetivo es "resquebrajar la cadena de intereses detrás de las páginas pornográficas WAP", incluyendo proveedores de pagos a terceros, y aclarará las responsabilidades de las páginas web, empresas de telecomunicaciones, proveedores de acceso y de contenido para acabar con la pornografía, agregó.

"Si no adoptan las medidas adecuadas, serán retenidos por quebrantar las normas. En los casos más graves, los representantes corporativos serán obligados a disculparse ante el público y prometer una corrección de sus errores en público", señaló el comunicado, según Xinhua.

El Gobierno también ha dicho que está luchando contra la piratería de contenidos, y recientemente cerró algunas conocidas páginas de descargas de películas y música.

Las protestas tras las elecciones presidenciales en Irán alertaron a China del potencial de los medios sociales para difundir el mensaje de opositores y disidentes.

China ha prohibido Youtube desde marzo, cuando un vídeo de un exiliado tibetano que mostraba la muerte de un manifestante tibetano fue publicada en la página propiedad de Google. Además, este verano prohibió Twitter, Flickr y Facebook, y la semana pasada revocó el permiso para que se vea en el continente la cadena de Hong Kong Sun TV.

La región occidental de Xinjiang, donde viven más de 19 millones de personas, lleva sin Internet o acceso internacional por teléfono desde los disturbios étnicos que tuvieron lugar en julio en su capital, Urumqi.