Público
Público

China se toma la investidura de Obama con pragmatismo, precaución y censura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El efecto Obama se sintió hoy en China entre la simpatía de sus seguidores o los que hacen fortuna vendiendo camisetas con su rostro, la precaución ante sus promesas electorales y la censura parcial del discurso de investidura.

Un joven de 28 años, Guan Yanhui, es el paradigma del uso práctico del entusiasmo chino por el nuevo presidente de EEUU, Barack Obama.

Guan está haciendo una fortuna en plena crisis con las camisetas que diseña desde que descubrió que a sus conciudadanos apoyaban al primer presidente negro de EEUU.

"Había tantos chinos que hablaban sobre su campaña que no pude resistirme a sacar provecho", señaló Guan hoy a la agencia de noticias Xinhua, después de haber vendido cada camisetas en la web Taobao.com por 40 yuanes (5,8 dólares EEUU, 4,5 euros).

Por su parte, la editorial china Prensa Legal parece que está sacando mejor partido con la publicación de la autobiografía de Obama desde 2007, con más de cien mil copias vendidas en China.

"Es una hermosa autobiografía y demuestra la capacidad de Obama de asumir grandes responsabilidades. Pero para ser sincero, ni siquiera yo creía que fuera a ganar las elecciones cuando traducíamos el libro", confesó el editor Han Manchun.

La profesora Zhang Kai, de la Universidad de Comunicaciones de China, señaló a Xinhua que muchos de sus alumnos adoran a Obama "simplemente por su sonrisa".

"No tiene que ver con la política, yo creo que también es su encanto", señaló la académica.

Poco contenido político puede haber en la simpatía de los chinos por Obama, ya que el gobierno del Partido Comunista de China (PCCh, en el poder desde 1949), uno de los más censores del planeta, intentó anoche, con resultados a veces torpes, censurar el discurso de investidura cuando el nuevo presidente pronunciaba palabras como "fascismo", "comunismo" o "disidencia".

Los cortes han vuelto a restablecer la teoría no confirmada oficialmente de que la televisión china emite siempre los "directos" con 30 segundos de diferencia para dar así tiempo a detener la señal en caso de que se vaya a colar alguna subversión.

Así sucedió en la Televisión Central de China (CCTV) y hoy en la transcripción al mandarín de los discursos en la prensa local, no así en diarios con edición en inglés para extranjeros, como el "China Daily", que reproducen el discurso íntegro.

La mayoría de los chinos esperan que Obama los saque de la crisis que crearon las financieras de su país y que está afectando gravemente a China, con diez millones de parados recientes.

"Es el nuevo líder de EEUU, el mayor país desarrollado del mundo, y tiene la responsabilidad de solucionar la crisis financiera, mostrar su seguridad, determinación y capacidad, no sólo a los americanos, sino a todo el mundo", señaló una joven capitalina.