Público
Público

China toma lecciones de Marco Aurelio

El libro que el primer ministro lee cada día se hace best-seller

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las primeras embajadas del Imperio Romano llegaron a China en tiempos del emperador Marco Aurelio, coinciden la mayoría de historiadores. Sin embargo, poco podía imaginarse este conocido filósofo y emperador romano que sus Meditaciones un tratado sobre la condición humana, la buena conducta y la moralidad de los gobiernos, se convertirían en un best-seller en China 20 siglos después.

'El libro que el primer ministro Wen Jiabao lee cada día', puede leerse en la solapa de las seis nuevas ediciones de las Meditaciones. Las ventas de este clásico de la filosofía occidental se dispararon en noviembre del año pasado, cuando el primer ministro chino dijo que era su libro de cabecera y que lo había leído más de 100 veces.

'No sé nada de la cultura occidental, pero espero que leer este libro me ayude a interesarme un poco más', dice Xiong Haifeng, un joven de 26 años, mientras hojea un ejemplar en la librería más grande de Pekín. Su cubierta roja, estampada con motivos romanos, destaca entre los libros de autoayuda y las novelas juveniles que llenan el mostrador de novedades del primer piso.

'No leo mucho', reconoce Xiong, 'pero me gustan las biografías y los libros de política', añade el joven pequinés. Sus gustos no coinciden con los de la mayoría de lectores de su país: según los rankings de ventas de libros publicados en Internet, el mercado literario chino está dominado por las novelas juveniles o de ambientación histórica, que recuperan el pasado imperial con un marcado tono patriótico.

'Me gustan las historias de gente joven', dice Chen Zhe, un chico de 17 años, sin apenas levantar la vista del libro que tiene entre las manos: Estar ciego. Ser amado. Es la última novela de Guo Jingming, el escritor más rico de China por segundo año consecutivo, según el ranking del diario Chengdu Business News. A sus 24 años, Guo ingresa al año 13 millones de yuanes (1,4 millones de euros) en royalties sobre las ventas de sus libros, novelas de amor protagonizadas por estudiantes. La cifra podría ser muy superior si se tuvieran en cuenta las miles de copias ilegales que se distribuyen en el mercado negro, donde los libros cuestan la mitad.

En la cadena de librerías Xinhua, controlada por el Gobierno, los libros de Guo cuestan 10 yuanes (1,13 euros). 'No es caro', admite Chen, que continúa enfrascado en su lectura, obstaculizando el pasillo de la librería, llena de gente. 'Pero yo leo mucho por Internet', añade.

'Parece fácil de leer', dice WuLan Tuoya, una profesora universitaria, mientras hojea un ejemplar de las Meditaciones. En el último año se han publicado seis ediciones diferentes de las reflexiones filosóficas de Marco Aurelio adaptadas al lector chino.

Wulan no sabía que fuera el libro favorito de Wen Jiabao, pero le parece interesante porque habla de 'cómo ser mejor persona', dice. Después de leer dos párrafos, al final se decide a comprarlo. La decisión ha costado. Junto a las Meditaciones están las novedades en literatura de autoayuda, manuales para conseguir la felicidad o el éxito profesional. Llevan títulos como El arte de la vida, o Empresaria con 21 años, y están escritos por personajes famosos o presentadores de televisión.

'Me encantan las biografías de gente famosa', dice Meng Jieming, de 29 años de edad, empleado en una empresa de muebles italiana. 'Quiero aprender de los éxitos de los demás para cumplir mi sueño', dice Meng. El joven está convencido de querer hacer algo importante en su país, 'ahora que China ya es una potencia mundial', añade con orgullo.

La literatura de género histórico, basada en el esplendor de la China imperial, también se ha convertido en un instrumento popular para despertar el patriotismo en el país más poblado del mundo. Algunos autores de este género, como el historiador y presentador de televisión Yi ZhongTian, han conseguido hacerse famosos gracias a sus series sobre la dinastía Han y del período de los Tres Reinos.

Los libros de Yi están adaptados a los guiones de un popular programa de la televisión pública CCTV llamado Sala de lecturas, en el que se explica la historia china y normas de buena conducta a las masas. Ma Weidu, actual presentador y guionista del programa, es el quinto escritor más rico de China, según el ranking del Chengdu Business News.