Público
Público

China y EEUU se enfrentan en la Cumbre del Cambio Climático por las emisiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

China y EEUU se han enfrentado en la cumbre de la ONU sobre cambio climático por la reducción de las emisiones y la fórmula de financiar la mitigación de los efectos del cambio climático causado, ante todo, por los países ricos.

Ambos países contribuyen al 40% de las emisiones globales de dióxido de carbono (CO2).

China quiere dar una nueva dinámica a la conferencia cuando el primer ministro chino, Wen Jiabao, asista a las negociaciones junto con más de un centenar de jefes de Estado y de Gobierno en Copenhague la semana próxima, dijeron hoy fuentes oficiales en Pekín.

Pero el jefe de la delegación norteamericana, Todd Stern, apenas llegado ayer a la capital danesa, ya comentaba que "el país cuyas emisiones están subiendo de manera radical, realmente radical, es China, que ahora es el que más contamina del mundo"

Stern pronosticó que no se podrá tener el recorte de las emisiones que se necesitan globalmente si China no se convierte en un agente principal en esas medidas.

Además, Washington ha descartado que vaya a integrarse en el Protocolo de Kioto, el único mecanismo legal actualmente, al que se han acogido 37 países industrializados, que expira en 2012 y que deberá ser sustituido por el acuerdo negociado ahora en Copenhague.

Pekín, por el contrario, insiste en que Estados Unidos participe en este protocolo, firmado en 1997 en la ciudad nipona de Kioto.

Al respecto, el secretario ejecutivo de la conferencia, Yvo de Boer, afirmó hoy en rueda de prensa que Kioto sobrevivirá por varias razones, entre ellas porque se necesitaron ocho años para ponerlo en vigor y porque otro mecanismo llevaría demasiado tiempo, cuando ahora urge tomar medidas inmediatas.

Estados Unidos, ha rechazado, además, dar un centavo de dinero de sus contribuyentes para financiar a China el recorte de sus emisiones de gases de efecto invernadero, uno de los puntos más complicados en las negociaciones de Copenhague.

Sobre la marcha de las negociaciones, que comenzaron el día 7, de Boer apuntó que quedan aún dos días antes de que los ministros lleguen a Copenhague para empezar la fase preparatoria hacia la cumbre de más de un centenar de jefes de Estado y de Gobierno entre el 16 y el 18 de diciembre.

El funcionario de la ONU explicó que hay varias opciones sobre la mesa respecto al resultado final de la mayor cumbre sobre el cambio climático jamás celebrada hasta la fecha.

Una es que la cumbre concluya con un documento vinculante que obligue a los países contaminantes a rebajar su cuota de emisiones de CO2, una opción estimada como poco probable, o bien que se aplace su elaboración a mediados de 2010 y las negociaciones de Copenhague se plasmen en una declaración política.

En el seno de la cumbre, esta opción ha sido rechazada por muchos países en desarrollo, ONG y movimientos ecologistas, que consideran que debe tomarse una decisión vinculante sin demora.