Público
Público

China y Taiwán firman un histórico acuerdo de libre comercio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Delegaciones de China y Taiwán firmaron hoy en la ciudad central china de Chongqing el Acuerdo Marco de Cooperación Económica (AMCE), un tratado de libre comercio que abre una nueva era en las relaciones entre dos territorios enfrentados desde 1949.

El tratado fue firmado por los presidentes de la china Asociación para las Relaciones a través del Estrecho (ARATS) y la taiwanesa Fundación Intercambios del Estrecho (SEF), que desde hace más de 15 años conducen las negociaciones entre ambos territorios.

El acuerdo reducirá aranceles para unos 800 productos chinos y taiwaneses en los respectivos mercados y, según ambas partes, es el más importante firmado en seis décadas, pues será clave para el futuro económico de Taiwán y marca un acercamiento sin precedentes de Pekín a la "isla rebelde".

La firma marca la culminación de dos años de negociaciones entre ARATS y SEF, coincidiendo con el regreso al poder en Taiwán del Partido Nacionalista Kuomintang (KMT).

Esas negociaciones estuvieron paralizadas entre 1997 y 2008, especialmente durante el gobierno en la isla del independentista Chen Shui-bian (actualmente en la cárcel por corrupción).

Ambas partes han destacado lo histórico del acuerdo, que según afirmó hoy el presidente taiwanés, Ma Ying-jeou, en Taipei, "fomentará la internacionalización de la isla y evitará su marginación comercial".

Los independentistas taiwaneses, ahora en la oposición, recelan sin embargo del tratado, al que se suelen referir como un "caballo de Troya" usado por el régimen comunista, y aseguran que es un paso más en el proceso del KMT para reunificar la isla con el territorio del que ese mismo partido se separó en 1949.

Pero el Gobierno nacionalista de Taiwán, apoyado por China, defiende el acuerdo como única salida viable ante el peligro de aislamiento regional que corre la economía isleña, más afectada por la crisis global que el gigante asiático.

Los empresarios taiwaneses, que defienden el acuerdo, estaban además atemorizados por los efectos negativos que puede causarles el Tratado de Libre Comercio entre China y la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN), en vigor desde principios de 2010.

Destaca en la firma de este acuerdo el hecho de que se haya elegido un lugar tan simbólico como la ciudad de Chongqing para su firma.

La ciudad, cercana a la Presa de las Tres Gargantas, fue durante la invasión japonesa la capital provisional de la República de China que entonces gobernaba el ahora taiwanés KMT.

Además, fue en esa ciudad donde, en 1945, los entonces líderes del KMT -el Generalísimo Chiang Kai-shek- y del Partido Comunista de China, Mao Zedong, mantuvieron su última reunión en busca de acuerdos de paz tras la invasión nipona, unas negociaciones que entonces no fructificaron, por lo que el país acabó sumido en una guerra civil.