Público
Público

Los chinos se integran más por el trabajo que por amor

Hay más autónomos y menos parejas mixtas que entre el resto de inmigrantes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sobre los ciudadanos chinos que viven en España pesan dos tópicos: Trabajan mucho y se integran poco. Ambos pertenecen a la conversación de barra de bar, pero las estadísticas sociológicas reafirman parte de su contenido. En los últimos ocho años, sólo se han formalizado 456 matrimonios mixtos entre españoles y chinos. En 347 casos fue el ciudadano local el que conquistó a la inmigrante asiática.

En cuanto a las relaciones laborales, el 36% de los trabajadores chinos cuenta con un contrato indefinido. La media de empleos fijos en extranjeros es del 11,6%.

Hay 104.997 chinos empadronados en España, según los datos obtenidos por el Observatorio Valenciano de Migraciones en 2007. De ellos, 10.462 han nacido en España. Son la segunda generación. La lógica sociológica indica que son ellos los que deberían cambiar la tendencia afectiva entre chinos y españoles. En el 84% de los escasos matrimonios mixtos que se producen, es el hombre español el que conquista a la mujer china.

Relaciones laborales

Con dinero de por medio los barómetros de integración cambian. Los analistas de la sociedad china en España destacan su facilidad para los negocios. La antropóloga Gladys Nieto considera que su expansión comercial ha comenzado desde hace una década. En su libro La inmigración china en España, (editorial Catarata), menciona peluquerías, autoescuelas o tiendas de acupuntura como ejemplos del olfato comercial de los chinos. Aunque analiza que muchos locales sólo tienen clientela asiática.

Un 32,3% tiene un negocio propio. Hay un 20% más de autónomos que en el resto de extranjeros. Por el contrario el porcentaje de empleados chinos en grandes empresas es mínimo, sólo un 2,9% frente al 12,7% del resto de inmigrantes. Son pocos los que han escogido la meta de la nacionalización como punto final a su integración. Desde 1991 sólo se han pedido ser españoles 3.155 chinos, frente a los 238,578 del resto del total de nacionalizados. Y sí se mueren pero no aquí. En 2005 murieron 42 chinos en España.