Público
Público

Chirac publica sus memorias, en medio de problemas legales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Jacques Chirac puede ser considerado hoy un jubilado sin poder, pero los problemas legales y las duras memorias del ex presidente francés han sacado momentáneamente a su hiperactivo sucesor, Nicolas Sarkozy, de las portadas de los diarios.

Días después de ser enviado a juicio por cargos de malversación, una humillación para el hombre que gobernó Francia durante 12 años, Chirac volvió al centro de la atención mediática el martes después de que el primer tomo de sus anticipadas memorias se filtró a la prensa.

Los lectores que buscan extractos de críticas a Sarkozy, a quien Chirac intentó por momentos mantener alejado de la presidencia, tendrán que esperar porque el primer volumen termina en 1995, mucho antes del ascenso al poder del actual mandatario.

Pero Chirac, de 76 años, parece querer resolver algunas viejas disputas, sobre todo una con otro ex presidente, Valery Giscard d'Estaing, de 83 años. Ambos pertenecen al mismo sector político de centroderecha, pero han estado enemistados durante décadas.

"Un día, Giscard me dijo que había arrojado al río su resentimiento hacia mí, pero el río debe haber estado seco ese día, porque su rencor siguió siendo fuerte y aparentemente eterno", escribe Chirac en el libro, que saldrá a la venta el jueves.

"Pero, en una democracia, la derrota de un hombre es rara vez una pérdida irreparable", añade, de acuerdo a Le Parisien.

Esto hizo referencia a la elección presidencial de 1981, en la cual Giscard compitió por un segundo mandato contra Chirac, dividiendo el voto de centroderecha y, según Giscard, entregando la victoria al socialista François Mitterrand.

Sorprendentemente, el fallecido Mitterrand recibe las palabras más halagadoras de Chirac, pese a que fueron rivales ideológicos y se enfrentaron dos veces por la presidencia, en 1981 y 1988.

Mitterrand ganó en ambas oportunidades y sólo en 1995, después de que renunciara a la contienda, Chirac logró convertirse en presidente.

"El hombre que conocí en nuestras reuniones tenía un criterio excelente y una inteligencia táctica que pocas veces encontré en los círculos políticos", dice Chirac sobre Mitterrand.

Un joven Sarkozy hace su primera aparición hacia el final de libro y suscita comentarios ambiguos.

"Tenía una voluntad de hierro, que no ha cambiado, para convertirse en alguien indispensable, para ser siempre visible. Era nervioso y siempre se preocupaba por mí, era impaciente para actuar e innegablemente talentoso para generar publicidad", escribe Chirac sobre el actual presidente.

Pero ese es apenas el comienzo de una larga historia. Sarkozy luego se convirtió en ministro de Chirac, eclipsando al viejo político y conquistando la presidencia en contra de su voluntad.