Público
Público

Christian Lacroix no cierra pese a desprenderse del 90% de sus empleados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La firma de moda francesa Christian Lacroix despedirá a más de cien de sus 120 empleados, pero seguirá existiendo, según decidió hoy el Tribunal de Comercio de París.

La sentencia del tribunal siguió el plan propuesto por los actuales propietarios de la marca, el grupo estadounidense Falic, es decir que excluyó la idea de una liquidación que habría supuesto el cierre definitivo de la firma, indicó su abogado, Simon Tahar.

Además de más del 90 por ciento de sus asalariados, Lacroix perderá la posibilidad de presentar desfiles de alta costura, etiqueta que exige, entre otros criterios, aunque suavizados en los últimos años, un mínimo de "petites mains", de costureras, en los talleres de toda empresa que aspire a formar parte del selecto club.

Los once asalariados que seguirán dando vida a la marca Christian Lacroix se ocuparán de los contratos de licencia de perfumes, accesorios, vestidos de novia y prendas de "pret-à-porter" masculino que llevan la marca "Christian Lacroix".

El tribunal adoptó esta decisión dado que ninguno de los dos principales candidatos a la compra de la casa de modas formalizó a tiempo su propuesta económica.

Además consideró que ni el jeque emiratí Hassan ben Ali al-Naimi, sobrino del soberano del emirato de Ajman, en los Emiratos Árabes Unidos (EAU), ni el grupo Bernard Krief Consulting (BKC), consolidaron con las garantías necesarias el interés manifestado por hacerse con la propiedad de Christian Lacroix.

Pese al indudable talento del modisto, uno de los más grandes de Francia en la actualidad y desde hace décadas, la firma que lleva su nombre nunca logró obtener verdaderos beneficios, desde que fue creada en 1987 en el seno del grupo LVMH, líder mundial.

En 2008, Christian Lacroix registró unas pérdidas de diez millones de euros.

Sus actuales propietarios la adquirieron a LVMH en 2005.