Publicado: 29.11.2013 12:26 |Actualizado: 29.11.2013 12:26

Cien banqueros españoles ganan más de un millón de euros al año, según un estudio de la EBA

La remuneración media de los directivos que más cobran está en 2,16 millones de euros por persona, la segunda más alta de la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un total de 100 banqueros españoles gana más de un millón de euros al año, una cifra que coloca a España como el quinto país de la UE con mayor número de directivos de banca millonarios, por detrás de Reino Unido (donde hay 2.714), Alemania (212), Francia (177) e Italia (109), según un estudio publicado este viernes por la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) con cifras de 2012.

La remuneración media de los 100 banqueros españoles que más cobran se situó en 2,16 millones de euros por persona, la segunda más alta de la UE, sólo superada por Chipre (2,2 millones de media para tres directivos millonarios). Está ampliamente por encima de la de los altos directivos alemanes (1,55 millones anuales), franceses (1,56 millones), italianos (1,65 millones) y británicos (1,95 millones).

Dentro del grupo de directivos millonarios españoles, 37 trabajan en la banca de inversión (con una remuneración media de 1,79 millones), 16 en la banca minorista (2,18 millones) y 47 en otras áreas de negocio (2,46 millones).

Los bonus y otros tipos de remuneración variable representan el 58% del salario total de los banqueros millonarios españoles, de acuerdo con el informe. El 53% de esta remuneración variable se paga además de forma diferida.

En conjunto, los 100 banqueros millonarios españoles recibieron en 2012 un total de 91,33 millones de euros en salario fijo y 125,51 millones en bonus, de los cuales 66 millones se pagaron de forma diferida.

El 1 de enero de 2014 entra en vigor la norma que impone un tope a los bonus de los directivos bancarios. De acuerdo con esta regla, los bonus de los banqueros no podrán superar la cuantía de la remuneración fija. Sólo si los accionistas del banco lo autorizan, los bonus podrían llegar a un máximo del doble del salario. El objetivo de estos topes es evitar que los banqueros asuman riesgos excesivos a corto plazo, que según Bruselas están en el origen de la crisis financiera.