Público
Público

Los cien partidos de "El Niño" Torres como jugador "red"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Fernando Torres cumplió esta semana cien partidos con la camiseta del Liverpool, un club que ha vivido temporadas mejores pero que continúa dependiendo peligrosamente de la eficacia goleadora que derrocha "El Niño", el talismán indiscutible de su técnico, Rafa Benítez.

El "número 9" logró su centésima participación con este ya emblemático dorsal en una noche emotiva, en la que Anfield y "The Kop" celebraban el 50 aniversario del primer partido que dirigió el gran Bill Shankly, toda una leyenda de este club -y que, por cierto, perdió, por 4-0, ante el Cardiff-.

Desde su llegada a esta entidad, procedente del Atlético de Madrid, Torres se metió en el bolsillo a la hinchada, que le dedicó, incluso, todo un himno, y encandiló a la Premier, que se rindió a los pies de este chico de Fuenlabrada.

Sólo en su primera campaña con esta formación, el internacional español desató los piropos del mundo del fútbol al firmar nada menos que 24 goles en 33 partidos, una proeza que impresionó a esta exigente Liga e hizo, claro, las delicias de su entrenador, un orgulloso Benítez que encontró una mina en sus vestuarios.

El pasado año, Torres rubricaba 14 goles en 24 intervenciones y, en lo que va de temporada, bastante aciaga para esta plantilla, eliminada ya de la Liga de Campeones, una incómoda lesión de abductores que le ha mantenido alejado del campo gran parte del tiempo tan sólo le ha permitido jugar en 12 duelos, en los que ha sumado 11 goles.

El delantero se ha perdido seis partidos desde principios de noviembre, un hecho del que su equipo, un once que depende en gran manera de su rendimiento y del de su capitán, el medio inglés Steven Gerrard, se ha resentido profundamente.

Eso sí, su presencia se nota al instante. El último gol de Torres, el 61 que marca con esta camiseta, lo anotó el miércoles en la victoria por 2-1 ante el Wigan de otro español, Roberto Martínez, y lo hizo como suplente del francés David Ngog.

Su "míster" dosifica el talento impagable de la estrella. "Le dije que le queríamos proteger y que por eso iba a jugar hacia el final del partido", explicaba Benítez.

Nadie duda hoy del valor de Torres. Y es que la escuadra "red" "tiene un problema en el terreno de juego" que les ha dado más de un susto en esta campaña, tal y como reconoció Benítez, un problema que cobra dimensiones mayores cada vez que el atacante madrileño se encuentra ausente.

Es algo que aprecian todos sus compañeros. "Que Fernando esté bien es importantísimo para nosotros. Sabemos que podemos ganar partidos cuando no está él pero, igualmente, cuando está en el campo puedes ver el respete que le tienen los demás equipos", afirmaba el centrocampista argentino Javier Mascherano a la web del club.

El medio suramericano enfatiza las habilidades de su compañero. "Ocasiona muchísimos problemas a los rivales. Con Fernando y Stevie (Gerrard) en el campo, sabemos que siempre se dará la ocasión de que ocurra algo especial".

Mascherano, como el resto de jugadores "red", tienen muy clara la importancia tanto de Torres como del capitán Gerrard.

"Los jugadores clave son los jugadores clave y esto no se puede cambiar. Y necesitamos mantenerlos en forma para lo que resta de temporada", observó.

El primero que no tiene ni un atisbo de duda sobre este hecho es su técnico, un Benítez que sufre lo indecible cada vez que tiene que prescindir de su "amuleto" goleador.

De momento, parece que Torres "estará listo" para el próximo compromiso liguero del Liverpool, ante el Portsmouth a domicilio este sábado.