Público
Público

"La ciencia es más efectiva que la política"

Scott Atran, antropólogo y asesor científico en la lucha antiterrorista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Scott Atran (Nueva York, 1952) se ríe abiertamente de algunos procedimientos policiales. Y lo hace cargado de las razones que le da la ciencia. Este antropólogo, profesor de la Universidad de Michigan y del John Jay College of Criminal Justice de Nueva York e investigador del Centre National de la Recherche Scientifique de París, lleva años aplicando los conocimientos científicos a la lucha contra el terrorismo.

Atran, que ha visitado Barcelona invitado por CosmoCaixa, advierte de que la aplicación del método científico a la lucha contra el terrorismo puede parecer extraña, pero asegura que no lo es en absoluto: 'De una manera analítica y rigurosa, la ciencia puede confirmar teorías sobre religión, astronomía, biología, terrorismo Y, por supuesto, en este caso, es mucho más efectiva que la política, porque en política hay mucha especulación. La mayoría de las hipótesis de políticos y periodistas son falsas', insiste el antropólogo.

El caldo de cultivo

El estudio de Atran empieza por el análisis de la organización social en la que se mueven los terroristas. 'Descubrimos que, en general, son personas de lo más normal'. Lo que les convierte en terroristas, dice, es la dinámica de los grupos en los que se mueven: 'En algunas comunidades musulmanas de Europa y del norte de África, gente dedicada a la criminalidad a pequeña escala se incorpora al terrorismo porque quieren ser algo más que pequeños ladrones. El terrorismo les da un significado. Todos tenemos sueños y deseos de ser algo más. Y no hay nada más estimulante que la guerra contra el mayor poder de la Tierra, Estados Unidos'.

Hasta el momento, no se ha realizado ningún intento por observar científicamente estos hechos. Atran sostiene que es necesario entrevistar a los terroristas. 'Los responsables del 11-M se reunían en la carnicería, en los cafés, en las barberías, que son los lugares donde se hace realmente la yihad, mucho más que en las mezquitas. En Lavapiés, las peluquerías sirven un poco de mezquitas, traen agua sagrada'. Esa es la línea de investigación: 'Surgen procesos que evolucionan por sí mismos, como en biología. El 11-M tuvo éxito, precisamente, porque no había células organizadas ni controladas, pero, de vez en cuando, este tipo de proyectos sale adelante'.

 

Atran lideró un estudio para la revista Science en el que criticaba que la negociación política clásica deja de lado todos los problemas simbólicos de ideales o de identidad cultural, y empieza por las negociaciones materiales: agua, territorio, recursos 'Ofrecimos a colonos israelíes en Gaza y Cisjordania mucho dinero por reconocer las fronteras de 1967 (antes de la Guerra de los Seis Días); lo mismo hemos hecho con los seguidores de Hamás. El resultado fue un aumento de rabia y violencia en los dos bandos'. Cuando lo que se ofreció fue una disculpa, por parte israelí, y un reconocimiento del Estado judío, por parte palestina, el resultado fue un acercamiento, asegura el experto.