Público
Público

Científicos buscan pistas de letal E.coli en restaurante alemán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Brian Rohan

El dueño de un restaurantealemán donde habría sido detectada la letal bacteria de E.colique se extendió en Europa dijo el sábado que quedó devastado alenterarse que muchos de sus clientes enfermeron tras comer enel establecimiento.

"Fue como un golpe en la cabeza cuando escuché la noticia",dijo Joachim Berger en una entrevista en la cocina de surestaurante en Luebeck, unos 60 kilómetros al noreste delepicentro del mortal brote que se produjo en la ciudadportuaria de Hamburgo, en el norte del país.

"Le hicimos pruebas a todos aquí y todo fue desinfectado.Pagué yo mismo por las pruebas porque la seguridad esimportante para nuestros clientes y empleados", dijo aReuters.

Las autoridades en Alemania aún deben rastrear el origendel patógeno, que ha causado la muerte de al menos 19 personasen Europa y ha enfermado a más de 1.700 en 12 países. Todas laspersonas infectadas habían estado viajando por el norte deAlemania.

Pero el periódico Luebecker Nachrichten reportó quecientíficos identificaron el restaurante como un posible focodonde se transmitió la enfermedad luego de que una personamuriera y otras 17 cayeran enfermas, incluyendo un grupo deempleados fiscales, turistas daneses y un niño.

La Organización Mundial de la Salud dijo que la varianteera poco común y que se había visto antes en humanos pero nuncaen un brote igual.

Berger dijo estar desconcertado respecto a la razón por laque los funcionarios del fisco enfermaron tras cenar el 13 demayo en su local "Kartoffel-Keller", ubicado en el centro de laciudad portuaria del mar Báltico. También dijo que nadie de supersonal ni nadie más ha caído enfermo.

Una mujer alemana, una de las funcionarias de Hacienda quepasó por el restaurante Luebeck, murió tras contraer la E.coli.Ocho turistas de la vecina Dinamarca que también comieron en elrestaurante fueron infectados, indicó el periódico.

DUEÑO DESCONCERTADO

Muchos de los que enfermaron han desarrollado el síndromeurémico hemolítico (SUH), una complicación potencialmentemortal que puede afectar a los riñones.

Alemania está en el centro del brote pero también hanenfermado personas en 10 otros países europeos y en EstadosUnidos, probablemente por comer lechuga, tomates, pepinos uotros vegetales crudos en Alemania.

La bacteria E.coli es inofensiva pero la variedad que haceenfermar al ser humano tiene la capacidad de adherirse a lasparedes intestinales, desde donde bombea toxinas, causandoalgunas veces diarrea con sangre y problemas renales.

Muchos de los pacientes que están hospitalizados seencuentran en cuidados intensivos, con problemas que incluyendiálisis por las complicaciones renales.

Berger indicó que inspectores de salud visitaron su localla semana pasada pero no encontraron nada. Habrán másresultados de estudios disponibles el lunes.

"Tuvimos un grupo de mujeres de las autoridades fiscales ycomieron a la carta", declaró a Reuters. "Disfrutaron sucomida. Pero el grupo estaba en la ciudad por unos cuantos díasy también comieron en otras partes", agregó.

"Ninguno de nuestros empleados está enfermo", agregó. "Notienen diarrea, y ellos comen ensalada y de todo lo que tenemosacá", aseveró.