Público
Público

Científicos desarrollan un nuevo sistema para generar células madre seguras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un grupo de investigadores del MGH Cancer Center y el Harvard Stem Cell Institute en Boston (EEUU) ha logrado reprogramar células adultas de ratón y convertirlas en células madre seguras. La revista Nature publica el trabajo en su edición de hoy.

La novedad del sistema que el equipo ha desarrollado para generar este tipo de células madre, conocidas como iPS (siglas de su nombre en inglés, "induced pluripotent stem cells"), estriba en el hecho de que en esta ocasión se ha utilizado un virus que, a diferencia de otros probados anteriormente, no pasa a formar parte del genoma de las células en las que entra.

Esta característica del virus, un adenovirus, permite conservar intacto el material genético de este tipo de células madre reprogramadas, las iPS, esencial para que puedan ser empleadas en un futuro en terapia celular humana.

"Además, el adenovirus que usamos tiene otra característica necesaria para satisfacer los estándares de seguridad, y es que no se puede propagar una vez dentro de la célula", explicó a Efe Matthias Stadtfeld, autor principal del trabajo.

Los investigadores extrajeron de ratones adultos células del hígado y fibroblastos de la punta de la cola e introdujeron en ellas un grupo de cuatro genes conocidos como los "Yamanaka factors". "Juntos, estos cuatro factores pueden establecer pluripotencialidad en las células adultas diferenciadas. De momento, se desconoce cómo lo hacen y cuáles son las contribuciones individuales de cada uno de ellos", prosiguió Stadtfeld.

Tras cultivarlas en el laboratorio, inyectaron las iPS en embriones de ratón que después implantaron en el útero de algunas hembras. Los ratones que nacieron y en los que las iPS se especializaron en varios tipos celulares sin problemas, no han presentado hasta hoy ningún efecto adverso.

El equipo liderado por Konrad Hochedlinger cree que a partir de ahora se podrá intentar reprogramar células humanas con adenovirus. Según Stadtfeld, "el éxito de este trabajo podría depender de la combinación de este tipo de vectores (los virus) y los agentes químicos que se utilicen para reforzar la reprogramación".

Conseguir iPS y poder llegar a probarlas en humanos "es solamente una cuestión de tiempo", declaró el investigador.

Sin embargo, recordó que uno de los obstáculos a superar será el hecho de que "en general, es más difícil derivar células maduras y funcionales a partir de células madre en humanos que en el ratón; y con las iPS habrá que afrontar el mismo desafío".

Según el científico, "Ahora estamos un paso más cerca, pero aún lejos de poder comenzar con los ensayos clínicos".

Las iPS se suman al elenco de células madre que actualmente se investigan con la esperanza de que algún día puedan servir para tratar aquellas enfermedades que afectan a la integridad de los tejidos.

"Las terapias basadas en células iPS o células madre podrían emplearse para reparar tejidos fácilmente trasplantables, como la médula ósea o el hígado", dijo Stadtfeld. Personas con una enfermedad como la anemia falciforme, una alteración genética que acaba por destruir los glóbulos rojos, podrían ser susceptibles de recibir este tipo de terapias.