Público
Público

Científicos de EEUU diseñan unos calzoncillos "inteligentes"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un equipo de científicos estadounidenses ha diseñado unos nuevos calzoncillos "inteligentes" que, además de ser cómodos, duraderos y hasta elegantes, podrían salvar vidas.

En el elástico, la prenda tiene un biosensor electrónico que está en constante contacto con la piel y puede medir la presión arterial, el ritmo cardíaco y otros señales vitales.

La tecnología, desarrollada por el profesor de nanoingeniería Joseph Wang, de la Universidad de San Diego, en California, y su equipo, puede revolucionar el campo de la llamada "ropa inteligente" y es parte de un cambio que consiste en pasar del tratamiento hospitalario al cuidado en casa.

El método es similar al estampado serigráfico convencional, pero la tinta contiene electrodos de carbono. El proyecto está financiado por el Ejército estadounidense y los soldados probablemente serán los primeros en probarlo.

"Esta iniciativa específica implica el seguimiento de las lesiones de los soldados durante la cirugía en el campo de batalla, y el objetivo es desarrollar sensores mínimamente invasivos que puedan ubicar (...) e identificar el tipo de herida", dijo Wang a Reuters Televisión.

En última instancia, el biosensor que detecta la lesión también podría dirigir la emisión de fármacos para aliviar el dolor y hasta tratar la herida.

Pero el ámbito de aplicación de la tecnología va más allá del Ejército.

"Prevemos la tendencia de la medicina personalizada para el control a distancia de los ancianos en sus casas, el seguimiento de una amplia variedad de indicadores biomédicos, por ejemplo cardíacos, y alertar sobre un posible accidente cerebrovascular y cambios diabéticos", entre otros, explicó Wang.

Los biosensores en la ropa también pueden ofrecer información valiosa a los atletas e incluso medir los niveles de alcohol en sangre.

Pero Wang dijo que puede pasar un tiempo hasta que estos calzoncillos inteligentes puedan ser usados por los soldados en el campo de batalla, porque se necesita más investigación para garantizar que los sistemas de seguimiento sean resistentes y aguanten el desgaste de la actividad diaria.

Sin embargo, opinó que cada vez hay más necesidad de desarrollar sistemas de control de salud fiables y aptos para llevar en la ropa.

"Si bien los sensores electroquímicos integrados en la ropa tienen un futuro prometedor para el cuidado de la salud, además de aplicaciones militares y deportivas, este tipo de sensores no invasivos basados en textiles necesitan de la atención adecuada a desafíos claves como la entrega de muestras a la superficie del electrodo y la calibración e interconexión de los sensores", escribió el equipo de Wang en la revista The Royal Society of Chemistry.