Público
Público

Científicos hallan forma de refinar Botox para nuevos usos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Científicos británicos desarrollaronuna nueva forma de unir y reconstruir moléculas y usarlas pararefinar el famoso tratamiento antiarrugas Botox, en un esfuerzopor mejorar su uso en la enfermedad de Parkinson, la parálisiscerebral y la migraña crónica.

Investigadores del Laboratorio de Biología Molecular delConsejo de Investigación Médica británico dijeron que sushallazgos también abren la posibilidad de desarrollar nuevasformas de la toxina botulínica, conocida comercialmente comoBotox, que podrían usarse como analgésicos de largo plazo.

"Ahora será posible producir medicamentos en base a Botoxde una manera más segura y económica", indicó en un comunicadosobre sus hallazgos Bazbek Davletov, quien dirigió el estudio,publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

El método empleado por los expertos generó una molécularefinada que podría ser práctica para su uso clínico y notendría efectos tóxicos indeseados.

En los últimos años, el Botox se ha empleado cada vez máscomo tratamiento médico, al explotarse su capacidad de relajarlos músculos y nervios, para calmar los espasmos y temblorescaracterísticos de los pacientes con enfermedad de Parkinson opara aliviar el dolor.

Gran Bretaña se convirtió en julio en el primer país enaprobar el fármaco antiarrugas -comercializado como Botox porAllergan- como tratamiento contra la migraña.

Pero la sustancia es extremadamente tóxica y sólo puedeutilizarse en una forma muy diluida, un factor que ha limitadosu desarrollo para otros usos.

Davletov señaló que la nueva técnica de refinamiento podríapermitir a los científicos producir nuevas formas de Botox conusos medicinales prácticos más amplios, por ejemplo comoanalgésico de largo plazo.

"Esta es la primera vez que logramos tratar moléculas deproteína como bloques Lego, mezclándolos y uniéndolos paracrear la base de tratamientos que anteriormente no habrían sidoposibles", dijo el autor.

El método podría llegar a permitir a los investigadoresdesarrollar una forma de alivio para el dolor crónico que durecomo una inyección de Botox, entre cuatro y seis meses, añadióDavletov.