Público
Público

Los científicos reclaman a los políticos recortes adicionales

El acuerdo en Copenhague será positivo pero insuficiente, dicen los expertos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los compromisos adoptados en Copenhague deberían ser más ambiciosos si se quiere frenar el cambio climático, según los expertos.

La voluntad de los políticos de que las temperaturas no suban más de 2ºC requieren reducciones drásticas de las emisiones, señala Luis Balairón, director del Programa de Análisis de Cambio Climático de la Agencia Estatal de Meteorología. El objetivo supondría limitar la concentración de CO2 a 450 partes por millón, algo muy ambicioso dado que el nivel actual ya ronda las 390, añade. Requiere objetivos que ya se han barajado, pero que no han entrado en el acuerdo final, como una reducción de las emisiones del 20% para 2020 y una mucho mayor para 2050, destaca.

La reducción de emisiones debería ser un 30% mayor de lo propuesto

Esos límites pueden no ser suficientes para evitar que las temperaturas suban más de dos grados, señala el investigador del CSIC Carlos Duarte. Añade que esos compromisos deberían aumentar entre un 20% y un 30% más para evitar el cambio climático peligroso, es decir, subidas de las temperaturas mayores de 2ºC.

El tiempo para alcanzar acuerdos vinculantes apremia, pues el año en el que debe comenzarse a reducir las emisiones globales es 2015, señala José Manuel Moreno, catedrático de la Universidad de Castilla-La Mancha y miembro del IPCC. 'Si no empezamos a reducir las emisiones pronto, los compromisos futuros no serán creíbles', advierte. Esto sólo será posible si EEUU disminuye sus emisiones y China no las incrementa, destaca. Confían en que, en unos años, la tecnología de secuestro de emisiones avance lo suficiente como para realizar reducciones muy grandes, lo que, hoy por hoy, no es creíble, añade.

El acuerdo que sale de Copenhague no será todo lo ambicioso que se pensaba, pero tiene un lado positivo, pues si llega a prosperar, habrá reunido a países que hasta ahora se negaban a participar en tratados internacionales sobre el tema, señala Félix Hernández, investigador del CSIC y miembro del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés). 'Al menos se ha conseguido que estén todos en el mismo barco, que era lo más difícil', opina.

Los científicos creen que se necesitan compromisos a corto plazo

Hasta ahora, las reuniones del clima de la ONU no habían definido lo que significa 'cambio climático peligroso', recuerda Duarte. 'Si se consolida el compromiso de los dos grados ya habrá sido un esfuerzo de concreción importante', opina. Queda ahora lo más difícil, concretar a qué está dispuesto cada país para evitar que el termómetro suba más de lo acordado. 'Sería una situación mucho mejor de la que teníamos hace un mes, pero aún insuficiente', concluye.