Público
Público

Científicos surcoreanos crean una célula madre sin embriones humanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Científicos surcoreanos han creado un tipo de célula madre a partir de la piel de ratones de laboratorio sin necesidad de emplear embriones humanos, informó hoy la agencia surcoreana Yonhap.

Este logro, que se coloca detrás de hitos similares obtenidos en 2006 y 2007 por científicos japoneses y estadounidenses, permite eludir los problemas éticos generados con el uso de embriones humanos.

Los responsables del hallazgo, que se han convertido en los terceros en lograrlo, fueron un equipo de la Universidad de Jeju liderado por el profesor Park Sei-pil, y Cho Ssang-ku, de la Universidad de Kunkuk, ambos en Corea del Sur.

En 2006, el investigador Shinya Yamanaka de la Universidad de Tokio dijo que había logrado crear células madre a partir de las células somáticas de un ratón.

Por su parte, el doctor James Thomson, de la Universidad de Wisconsin, aseguró ser capaz de lograr que células dérmicas que actuaran como células madre embrionarias.

En Corea del Sur, el equipo de científicos consiguió crear una célula similar a las células madre de los embriones humanos que puede utilizarse para la regeneración de órganos.

Teóricamente, las células madre pueden utilizarse para mejorar la técnica de trasplante de órganos, nervios y músculos, de manera que se evita la posibilidad de rechazo por parte del sistema inmunológico del cuerpo.

Este tipo de células servirían para el tratamiento de graves enfermedades como el mal de Alzheimer, la diabetes y la parálisis causada por daños en la columna vertebral.

Los investigadores surcoreanos pudieron volver a investigar con células madre en 2007, después de un gran escándalo científico.

Hace dos años se descubrió que el científico surcoreano Hwang Woo-suk falsificó sus experimentos sobre células madre obtenidas a partir de los embriones humanos clonados.

Hwang aseguró en 2004 que había logrado la primera clonación de células madre de embrión humano, que posteriormente se demostró falsa.

El escándalo de Hwang fue motivo de la prohibición en Corea del Sur de la investigación con células madre.