Público
Público

El 2 por ciento de los ciervos de Zamora ha muerto en 17 días por una extraña enfermedad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cerca del 2 por ciento de la población de ciervos de Zamora, un total de 95 ejemplares de entre 4.000 y 5.000 que habitan los cotos y las reservas de caza de la provincia, han muerto en los últimos 17 días a causa de una extraña enfermedad infecciosa que aún no se ha podido determinar.

La mortandad de ciervos se inició en la reserva de caza de la Sierra de la Culebra y se ha extendido a 21 cotos privados de la provincia, algunos de ellos limítrofes con Portugal, y a la Sierra de la Cabrera en la provincia de León, según los datos aportados hoy por la Junta de Castilla y León.

El Gobierno regional ha informado hoy de la extraña enfermedad de los ciervos a las organizaciones agrarias, alcaldes de la zona afectada, cazadores, responsables de cotos y asociaciones ecologistas en las reuniones del Consejo Territorial de Caza y de la junta consultiva de la reserva de la Sierra de la Culebra.

El delegado territorial de la Junta en Zamora, Alberto Castro, ha explicado que por el momento los análisis efectuados a los cadáveres de ungulados han descartado enfermedades como la lengua azul, el carbunco bacteridiano, la fiebre catarral maligna, la brucelosis, la leucosis, la perineumonía y la enfermedad epizoótica hemorrágica del ciervo.

Del mismo modo, los análisis han desestimado que las muertes puedan deberse a una intoxicación por la ingestión de plantas, productos tóxicos o agua en mal estado.

La enfermedad afecta indistintamente a ciervos machos y hembras de todas las edades, y los cadáveres se han localizado mayoritariamente al noroeste de la provincia de Zamora y al suroeste de León.

Los animales sufren fiebre alta y mueren junto a charcas y pantanos, donde acuden a refrescarse y beber agua, o en zonas de escobas, donde se refugian de las altas temperaturas.

Por el momento, no se han detectado casos en Portugal ni la enfermedad se ha trasmitido a otras especies de fauna salvaje o al ganado.

Tres laboratorios, el Regional de Sanidad Animal de León, el Central de Veterinaria de Algete (Madrid) y el Central de Sanidad Animal de Santa Fe (Granada) trabajan para dar con la enfermedad infecciosa que produce las muertes, aunque se puede tardar meses en determinar la patología, según Alberto Castro.

La Junta de Castilla y León ha creado una comisión de seguimiento que se reúne a diario para analizar la evolución de la mortandad y trabaja según los protocolos de actuación y alerta sanitaria nacionales, coordinada con el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.

Al respecto, el delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, ha declarado hoy a Efe en la localidad zamorana de Almeida de Sayago que los agentes del Seprona y los técnicos de la Administración central está colaborando "científica y técnicamente" con la regional, que es la que tiene las competencias en la materia.

Por su parte, el responsable de Medio Ambiente de la organización agraria COAG en Zamora, que es la mayoritaria en la provincia, José Manuel Soto, ha asegurado a Efe que el número real de ciervos muertos triplica la cifra ofrecida por la Junta.

Además, ha solicitado la intervención de la Unidad Militar de Emergencias para que proceda a retirar los cadáveres de ciervos o a enterrarlos si se encuentran en avanzado estado de descomposición.

Esta labor deben hacerla actualmente por ley los cotos de caza en los que mueren los animales, pero la dificultad de acceso hace que no puedan acudir las máquinas y en algunas ocasiones los enterramientos deben hacerse con pico y pala, mientras que en otros no llegan a realizarse.

Los técnicos de la Junta, en colaboración con los cotos de caza, intentan ahora capturar ejemplares enfermos pero aún vivos, para poder analizarlos, ya que así resultará más fácil determinar la causa de las muertes.

La Junta ha habilitado el teléfono gratuito, el 900 709 709, para que quien vea el cadáver de un ciervo les dé aviso, ya que no hacerlo puede constituir delito.

De los 95 ungulados muertos en Zamora, 54 se han localizado en 21 cotos privados y 41 en la reserva regional de caza de la Sierra de la Culebra, pese a lo cual la enfermedad apenas ha afectado a la zona meridional de esta reserva, en la que habitan importantes poblaciones de ciervos, corzos y lobos.