Público
Público

Cientos de guerrilleros nigerianos deponen las armas

El Movimiento para la Emancipación del Delta del Níger se acoge a la amnistía ofrecida por el Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un importante jefe guerrillero del sur de Nigeria entregó hoy las armas y se acogió con cientos de sus hombres a la amnistía ofrecida por el Gobierno para acabar con la violencia en la región petrolera del país, informaron fuentes oficiales.

Ebikabowei Victor Ben, conocido como 'Boyloaf', uno de los cabecillas del Movimiento para la Emancipación del Delta del Níger (MEND), entregó fusiles, lanzagranadas, municiones y embarcaciones a las fuerzas gubernamentales en una ceremonia celebrada en Yenagoa, la capital del estado de Bayelsa.

En la ceremonia, en la que participaron numerosos mandos militares y autoridades civiles de la región, Boyloaf se presentó vestido de uniforme militar de camuflaje y se dirigió a los presentes, a los que señaló que entregaban las armas con la esperanza de dar una oportunidad a la paz.

El jefe de la guerrilla del MEND en Bayelsa señaló que esperaba que el Gobierno cumpliera su promesa de promover el desarrollo de la región del Delta del Níger, al tiempo que entregaba su guerrera a un militar y dejaba ver una camiseta blanca con la palabra paz, que llevaba debajo.

Tras el ofrecimiento de la amnistía, Boyloaf, considerado uno de los principales estrategas del MEND, viajó el mes pasado a Abuya para negociar con el Gobierno la aplicación de la medida de gracia y la entrega de las armas.

El presidente de Nigeria, Umaru Yar'Adua, ofreció la amnistía y la rehabilitación a todos los guerrilleros que renuncien a la violencia entre el 6 de agosto pasado y el 4 de octubre próximo, un plazo de 60 días que el propio gobernante ha calificado como 'el inicio del desarrollo' de la región del Delta del Níger.

El MEND, el principal grupo guerrillero de la región sur de Nigeria, ha rechazado hasta el momento como organización el ofrecimiento de la amnistía, aunque declaró el pasado 15 de julio una tregua unilateral de 60 días, que podría facilitar negociaciones con el Gobierno.

El alto el fuego temporal del MEND entró en vigor dos días después de que las autoridades de Abuya pusieran en libertad al líder del movimiento, Henry Okah, pendiente de juicio por contrabando de armas y traición y que aceptó la amnistía.

El MEND y otros grupos armados iniciaron su lucha en 2006 para reclamar al Gobierno nigeriano más autonomía e inversiones en la empobrecida región del Delta del Níger, donde han atacado instalaciones petroleras y oleoductos, además de secuestrar a empleados de las compañías petroleras nacionales y extranjeras.