Público
Público

Cientos de "indignados" acampan frente a la catedral de San Pablo en Londres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Medio centenar de "indignados" siguen acampados hoy a las puertas de la catedral de San Pablo en Londres, a pocos metros de la Bolsa de Valores, a la que no pudieron acceder el sábado debido a un fuerte cordón policial.

Tras la manifestación de ayer, que coincidió con actos similares en el mundo, algunos "indignados", entre ellos españoles abanderados del movimiento 15M -en alusión a las protestas surgidas en España el 15 de mayo pasado-, pasaron la noche en tiendas de campaña en el distrito financiero del este de la ciudad.

Spyro Van Leemnen, un griego de 27 años que acampó anoche frente al templo, dijo que los manifestantes se quedarán durante la jornada de hoy y hasta que el Gobierno les escuche "y diga que van a cambiar las cosas".

Un sacerdote de San Pablo manifestó que los servicios religiosos se celebrarán hoy con normalidad y que no había "ningún problema" porque la gente se quedara cerca de la catedral "ejerciendo su derecho a protestar".

La manifestación del sábado transcurrió de manera pacífica, si bien hubo tensiones puntuales con la Policía y cinco detenciones, tres por agresión a un agente y dos por alteración del orden público.

Durante la jornada, los manifestantes -entre 3.500 y 5.000, según estimaciones de la BBC- organizaron asambleas, entonaron eslóganes y pronunciaron discursos en defensa de la democracia y condenando los excesos del sistema financiero.

Hizo una breve aparición el fundador de WikiLeaks, Julian Assange -que está en Londres mientras se resuelve su proceso de extradición a Suecia-, quien dio ánimos a los manifestantes.

Los "indignados" londinenses, convocados por organizaciones británicas como Occupy LSX y Uncut -opuesta a los recortes aplicados por el Gobierno británico- y la asamblea londinense del 15M, tenían previsto ocupar la plaza donde se ubica la Bolsa de Valores, cerca de la catedral, pero no fue posible porque lo impedía una orden judicial.