Publicado: 18.03.2014 13:43 |Actualizado: 18.03.2014 13:43

Cientos de inmigrantes entran en Melilla en un salto masivo de la valla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cientos de inmigrantes, exactamente 492 según el último recuento, han logrado entrar en Melilla en un salto multitudinario a la valla que separa la ciudad autónoma de Marruecos. El salto más numeroso hasta ahora se había registrado en 2005 cuando 350 inmigrantes lograron entrar en Melilla. La cifra aún está cerrada y aún puede variar conforme se proceda al registro de los inmigrantes, según han precisado fuentes policiales.

La llegada de inmigrantes se ha registrado poco después de las 08.00 horas cuando más de 500 personas de origen subsahariano se dirigieron a la doble valla, en la zona que transcurre entre el Río Nano y el puesto fronterizo de Mariguari. Según las últimas informaciones, los inmigrantes aprovecharon la densa niebla que registra la ciudad como factor sorpresa para conseguir su objetivo.

"Fue un salto muy violento", según ha denunciado la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) en Melilla.

Muchos de los inmigrantes que han logrado pasar y que se han dirigido al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes entre cánticos de "bosa, bosa" (victoria, victoria), presentan heridas, cortes en su mayoría tras escalar la doble alambrada de seis metros de altura cada una y superar la sirga tridimensional que hay entre las dos vallas. También tuvieron que salvar los controles policiales marroquíes y españoles a uno y otro lado de la alambrada.

Tal es el número de lesionados, según han apuntado las citadas fuentes, que se calcula que entre 50 y 100 tienen cortes de diversa consideración, motivo por el que Cruz Roja se ha visto obligada a montar un hospital de campaña a la puertas del CETI para colaborar en la atención sanitaria, ya que la Enfermería del propio CETI y el 061 "no dan abasto".

De momento no hay constancia de heridos entre la Guardia Civil que hizo frente al salto pero sí entre las Fuerzas Auxiliares de Marruecos o Mejannis, en los que hay "varios heridos debido a la agresividad mostrada por los subsaharianos en este salto", han indicado fuentes policiales.

La AUGC ha criticado que se trate de "otro asalto masivo y agresivo a la valla mientras los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) están con manos atadas y sin protocolo de actuación para poder intervenir". Con esta entrada, la séptima que tiene lugar en este 2014, el CETI triplicará el número de acogidos, más de 1.500, frente a su capacidad óptima, que es de 480, lo que ha llevado a colocar más tiendas de campaña y proveer de más raciones de comida para atender a los nuevos inmigrantes que han llegado.

El CETI de Melilla alberga a más de  1.400 inmigrantes, el triple de su capacidad máxima, que es de 480 plazas

El de hoy es el segundo salto que registra el paso fronterizo desde el pasado domingo, y el quinto desde que el pasado 6 de febrero quince inmigrantes subsaharianos fallecieran ahogados al lanzarse al mar en su intento de entrar en la ciudad autónoma de Ceuta.

El último salto a la valla tuvo lugar el pasado 10 de marzo, cuando unos 15 inmigrantes lograron acceder a Melilla en un intento protagonizado por cerca de 150 personas. Horas antes lo habían intentado otros 700 inmigrantes, aunque ninguno de ellos consiguió su propósito por el despliegue policial a ambos lados de la valla.

Hasta hoy, el salto más importante registrado este año, en cuanto a número de inmigrantes, tuvo lugar el pasado 28 de febrero cuando al menos 214 personas procedentes de Guinea y Camerún, consiguieron entrar en Melilla.

El suceso de esta mañana elevará la presión en el CETI melillense, cuya ocupación supera los 1.400 acogidos, el triple de su capacidad máxima, que es de 480 plazas.

El pasado 6 de marzo, cuando se cumplía un mes de la tragedia de Ceuta, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, acudió a Melilla para visitar el perímetro fronterizo y el CETI, donde anunció medidas de refuerzo de la valla fronteriza y de vigilancia para hacer frente a la inmigración. queaunque en las dos anteriores ocasiones ningún inmigrante consiguió pasar a Melilla al haber sido impedido por los agentes marroquíes. 


Al menos siete inmigrantes han muerto y otros dos continúan desaparecidos al hundirse la embarcación con la que trataban de llegar a la costa de la isla griega de Lesbos desde Turquía. Según informaron a Efe fuentes de la Guardia Costera griega, la voz de alarma fue dada por un barco particular turco a la 1.00 hora (00.00 hora española) tras hallar los cuerpos de dos personas en el agua.

Entonces se inicio la operación de rescate de los guardacostas griegos y se divisó una embarcación de plástico prácticamente hundida. De acuerdo con la Guardia Costera, varias personas habían caído al agua y ocho pudieron ser rescatadas con vida, mientras que otras siete fueron encontradas muertas. Cinco de los fallecidos estaban en la propia embarcación, apuntó la fuente a Efe.

Por el momento se desconoce la nacionalidad de los ocupantes de la embarcación aunque según los guardacostas hay una mujer y dos niños entre los muertos. La operación de búsqueda de los dos desaparecidos prosigue en la mañana de hoy con la participación de un barco patrulla y un helicóptero Súper Puma. Grecia se ha convertido en los últimos años en uno de los principales puntos de entrada a territorio de la UE para los inmigrantes procedentes de África y Asia.

Desde que en 2012 se levantara una alambrada en la frontera terrestre entre Grecia y Turquía, las rutas migratorias se han desplazado al Mar Egeo, donde varias islas griegas están situadas a escasos kilómetros de la costa turca. Esta ruta es mucho más peligrosa y las ONG denuncian que cientos de personas han perdido la vida en estas aguas al intentar alcanzar suelo europeo. La Guardia Costera griega también ha sido acusada de devolver las pateras a aguas turcas de forma ilegal y está en el foco de las críticas, especialmente desde que el pasado enero doce inmigrantes se ahogasen mientras eran remolcados a puerto por los guardacostas.