Público
Público

Cientos de miles de personas expresan su apoyo a Bachar al Asad en Damasco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cientos de miles de seguidores del presidente sirio, Bachar al Asad, se manifestaron hoy por las calles de Damasco para expresar su lealtad al jefe de Estado, cuando están a punto de cumplirse seis meses de protestas antigubernamentales en el país.

Durante la marcha, que fue transmitida en directo por la televisión siria, los manifestantes gritaron lemas como "con nuestra alma y nuestra sangre, nos sacrificaremos por Al Asad" o "Alá, Siria y solo Bachar", y portaron banderas nacionales y fotografías del mandatario.

Hombres y mujeres unieron sus manos para bailar "dabka", un baile tradicional de la región, al ritmo de trompetas y tambores.

En la concentración de adhesión había varias mujeres jóvenes con corazones pintados en sus mejillas con un mensaje para Al Asad: "Te queremos".

La manifestación fue organizada por sesenta medios de comunicación a través de internet y ONG para lanzar un mensaje de agradecimiento a Rusia y China "por apoyar el proceso de reformas", iniciado por el presidente, señaló Karim Wared, uno de los organizadores.

Durante la marcha, que también denunció la creciente presión extranjera sobre Siria, fue cortado el tráfico y las escuelas cerraron.

El apoyo a Al Asad es especialmente fuerte en las dos mayores ciudades de Siria, Damasco y Alepo, donde el nivel de vida de sus habitantes es más alto y no se ha vivido la represión de las fuerzas de seguridad de igual forma que en otras zonas.

Algunos analistas árabes estiman que Al Asad ha conseguido mantenerse en el poder gracias, en parte, a los sirios que aún lo respaldan como los empresarios cuyos negocios que dependen del régimen o los cristianos que temen la ascensión de los islamistas si el presidente es derrocado.

Ayer, se estableció un comité especial para diseñar una nueva Constitución que tendrá que ser aprobada como mínimo por dos tercios del Parlamento, para más tarde ser ratificada en una referendo, según informó el vicepresidente del partido gobernante Baaz, Mohamed Buheitan.

La Carta Magna actual contempla que el Baaz es el "poder principal" en el país, mientras que los opositores piden una norma que garantice un sistema político democrático multipartidista.

Más de 2.900 personas han perdido la vida desde el origen de las protestas antigubernamentales en Siria desde mediados de marzo pasado, según datos de la ONU.

Por su parte, el régimen sirio sostiene que ha habido 1.500 muertos, la mitad efectivos de seguridad, por la acción de "grupos armados".

El Gobierno sirio anunció ayer la detención de más de 140 supuestos terroristas y de la incautación de grandes alijos de armas en la provincia central de Homs, según informó la agencia de noticias oficial Sana.