Público
Público

Cientos de personas cogen el testigo de Aminatou

Una manifestación en apoyo al Sáhara denuncia el papel del Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La manifestación prevista para ayer en Madrid con el fin de pedir el regreso a El Aaiún de Aminatou Haidar se mantuvo, reconvertida en una reivindicación política por la independencia del Sáhara, y en un acto de protesta contra la gestión del caso por parte del Ejecutivo socialista, que acaparó una avalancha de críticas.

Cientos de personas desfilaron desde la plaza de Cibeles hasta las inmediaciones de la Puerta del Sol para pedir la libertad del Sáhara Occidental y exigir al Gobierno español que asuma su responsabilidad en el conflicto con Marruecos. La música, la bandera del Frente Polisario, los carteles con la imagen de Haidar y de otros activistas saharauis encarcelados y los coloridos trajes típicos saharauis se mezclaron en el centro de la capital con el bullicio propio de las compras navideñas.

'Aminatou nos ha abierto la puerta de la independencia', dice un saharaui

El coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, junto al secretario del PCE, José Luis Centella, y miembros de asociaciones en defensa del pueblo saharaui, junto a rostros conocidos como los actores Pilar Bardem y Alberto San Juan, encabezaron la marcha, que transcurrió durante una hora por la calle de Alcalá.

Lara recordó que la valentía de Haidar ha puesto el debate sobre la mesa y afirmó que hay que 'instar a la comunidad internacional a que presione a Marruecos para que cumpla las resoluciones de la ONU en el Sáhara Occidental'. Añadió que 'la UE no debería conceder el estatuto de Estado avanzado a Marruecos hasta que este no respete los derechos humanos'.

Cayo Lara instó a la comunidad internacional a presionar a Rabat

Los gritos coreados por los asistentes acusaban al Gobierno español de complicidad con el reino de Mohamed VI: 'Zapatero, tu amigo tortura y asesina', 'El Sáhara no se vende, Zapatero responsable' o 'Moratinos, dimisión' fueron algunas de las proclamas.

En medio de las críticas, el secretario de Movimientos Sociales del PSOE, Pedro Zerolo, defendió una 'solución a favor del derecho de autodeterminación del Sáhara' en la que se involucre 'no sólo España', sino toda la comunidad internacional'.

Un manifestante criticó que España se haya 'humillado' ante Marruecos

La guardia de Haidar miembros de la plataforma que acompañaron a la activista durante sus 32 días de huelga de hambre en Lanzarote cerró la marcha. Delante de una pancarta con el lema PSOE: no tenéis vergüenza, su portavoz, Fernando Piedrahita, denunció que el Gobierno 'ha mentido' en relación al intento frustrado de llevar a Haidar de regreso El Aaiún el 4 de diciembre y 'se ha humillado ante Marruecos' por sus amenazas de 'infectar España de narcotraficantes y de terroristas'.

El secretario general de la coordinadora de las asociaciones estatales por la causa saharaui, Miguel Castro, recordó que 'la lucha no ha acabado', y señaló que 'quedan siete compañeros en el corredor de la muerte'.

Nana Ahmed, una manifestante acogida por una familia española, contaba que su hermana, de 15 años, sabe lo que son las torturas en una cárcel marroquí. 'Vive en el Sáhara ocupado y, cuando protestan, les llevan a la cárcel y se pasan semanas torturándoles, ya sean jóvenes o viejos. Mi hermana está sufriendo', contaba. 'Aminatou nos ha abierto una puerta para continuar hasta conseguir la independencia', concluía.

Dos primas, Yamila y Keneita, que salieron hace ocho años de los campos de refugiados de Tinduf, desfilaban unidas para combatir el frío. 'Queremos volver a nuestro país, pero que sea libre, para ver a nuestros padres y a la familia', contaba Yamila. Con la cara tapada, dos chicos saharauis portaban colgado del cuello un cartel con rostros de activistas que permanecen en las cárceles del Sáhara. Ambos adolescentes llegaron a Cantabria hace dos años, donde se enrolaron en una asociación 'para seguir luchando por los que sufren allí', según explicó uno de ellos.